PONIENDO MÁS POTENCIA EN EL SWING CON LA DERECHA…

7

El golf es simple. O el golf debería ser simple. Después de todo, el swing es, básicamente, una sacada del palo hacia atrás y arriba, y un regreso hacia abajo y adelante… Entonces, ¿por qué millones de jugadores de golf tienen tanta dificultad para hacer un contacto sólido y consistente?…

Esto es porque el swing de golf requiere de la coordinación no sólo de todas las partes móviles, sino de la sincronización de las dos mitades de nuestro cuerpo: la izquierda y la derecha. Cada una tiene una función específica en el swing y si una hace el trabajo de la otra, las posibilidades de éxito disminuyen drásticamente.

Durante años a los golfistas se les ha enseñado que el swing de golf es un movimiento del lado izquierdo. Los partidarios de esta propuesta promueven a la izquierda para dominar, mantener mejor el palo en el plano correcto y tener una mayor precisión. No estamos en desacuerdo con eso…

El movimiento de “tirar del palo” del lado izquierdo sin duda traza una ruta más sólida hacia la pelota de golf y, sin duda, hace que sea casi imposible empujar la pelota hacia la derecha. Por otra parte, es el lado izquierdo el que lidera la transferencia del peso del cuerpo hacia el objetivo. Pero eso no es suficiente para repetir una y otra vez un poderoso swing de golf. Igualmente importante es qué hacemos con en el lado derecho del cuerpo. Así como el liderazgo del lado izquierdo, es también crucial que el lado derecho gire y se libere a través de la pelota… Ambas mitades son críticas para un buen golpe de golf.

El problema que enfrentamos muchos aficionados es que se nos dice “haga el swing con la izquierda” y, a su vez, terminamos olvidando que el lado derecho del cuerpo debe trabajar. Por un lado, es muy fácil de sacar el palo por la parte interior de la línea de meta, que puede crear ganchos hacia la izquierda o, si la cara se queda abierta, un slice a la derecha. A menudo, eso sucede cuando estamos centrándonos únicamente en los resultados del lado izquierdo en deslizar todo el cuerpo en la pelota sin girar adecuadamente el cuerpo a través del impacto.

Es este error, adelantarse a la pelota sin girar correctamente con el lado derecho, lo que lleva a millones de jugadores de golf a golpear tiros mucho peores de lo que son capaces de hacer y hacer scores mucho más altos de lo que deberían.

Entonces, no olvidemos los beneficios de golpear con el lado derecho de nuestro cuerpo… Golpear con el lado derecho le da combustible al swing y la potencia aumenta. Además, de un mejor aprovechamiento de nuestras capacidades de diestros naturales y, lo más importante, nos permite estar detrás de la pelota y crear un impacto más sólido.

121

¿Cómo hacerlo?…

Supongamos que podemos lograr una posición sólida en el tope del back swing, con la mayoría de nuestro peso sobre el pie derecho, la vara del palo en el plano y la cabeza del palo encuadrada. Ahora, ¿qué hacer?…

Lo primero, qué es lo que no se debe hacer… El defecto número uno al final del back swing es apresurar la fase descendente. Cuando nos apuramos, destruimos la trayectoria, el tempo, el timing, etc.

Los jugadores de swing del lado izquierdo son más propensos a apurarse ya que están preocupados por la sensación en el tope de “tirar del palo hacia abajo”. Pero si pensamos en girar el lado derecho evitamos ese problema, ya que en el swing del lado derecho, con la cabeza detrás de la pelota y los ojos apuntando hacia abajo a los cordones de nuestro zapato derecho nos proporciona una posición clave de potencia.

Entonces, ¿cómo llegar a nuestro lado izquierdo como se debe? La clave está en los hombros. Mientras que un golfista zurdo utiliza la parte inferior del cuerpo para pasar a través de la pelota, que es una tarea complicada para realizarla correctamente para la mayoría de los golfistas aficionados, el jugador del lado derecho usa sus hombros. En la parte superior de la subida, los hombros se giran más allá de las caderas. A la mitad del swing hacia abajo, la brecha todavía existe, pero al final, tanto los hombros y las caderas están alineados. Lo que eso indica es que debemos seguir girando los hombros a través de la zona de impacto, a fin de que alcancemos a las caderas.

Hay que focalizarse en imaginar nuestro hombro derecho deslizándose justo debajo de la barbilla mientras se hace contacto. De hecho, esto siempre ha sido una clave de swing; mientras mantengamos la parte inferior del cuerpo bajo control, y seamos conscientes de la necesidad de rotar el hombro derecho, debajo de la barbilla, entonces, podemos aprovechar el poder inherente a nuestro lado derecho.

Golpear desde la derecha tiene algunas complicaciones y advertencias, como:

  • No estemos tan ocupados con nuestro brazo derecho como para olvidemos el izquierdo. Después de todo, es nuestro lado izquierdo el que guía en la vuelta a la derecha desplazando el peso del cuerpo hacia la izquierda durante el down swing
  • Para golpear con la derecha, la técnica requiere coordinación con el brazo izquierdo firme para que inmediatamente después del contacto los dos brazos estén derechos, estirados, con el giro continuo del hombro derecho
  • Hay que tener cuidado de no liberar demasiado pronto. Potenciemos nuestro swing con el lado derecho, pero esforcémonos por mantener el ángulo de la muñeca derecha durante el mayor tiempo posible. Más ángulo aquí significa una liberación mayor, más rápida en el impacto
  • Por último, no nos preparemos en exceso para un golpe con el lado derecho. Muchos golfistas con predominio del lado derecho caen en el hábito de prepararse delante de la pelota con sus hombros apuntando a la izquierda. La posición correcta en la preparación debe ser con los hombros encuadrados a la línea del objetivo, y con el derecho ligeramente más bajo que el izquierdo y con la cabeza colocada detrás de la pelota

Hay que pensar:… “conducir con la izquierda y girar a la derecha”…

Las caderas y los hombros están encuadrados con el objetivo, en el impacto las caderas deben estar abiertas con los hombros encuadrados… Continuamos girando el hombro derecho hasta que alcancemos a las caderas en la posición final… Ese es el secreto del poder de la derecha y la precisión.

Incluso los defensores del swing de lado izquierdo admiten que no es tan potente como golpear con la derecha. Entonces, aprovechemos la energía que se puede crear con la derecha y no nos preocupemos por la pérdida de control. Si seguimos las indicaciones de swing descritas anteriormente, sin duda aumentaremos nuestra cuota de precisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s