EL FACTOR MENTAL…

101

Los pensamientos,… de dónde proceden y como se arma la conciencia de un jugador de golf…

Esto que parece tan complejo es un hecho rutinario que se realiza involuntariamente y nos lleva a obtener buenos o malos resultados en el juego.

Dada la capacidad de comprender que poseemos, tomamos conciencia de todo lo que nos rodea. Este proceso forma nuestro archivo mental y según hayan sido las experiencias vividas, tendremos, gracias a la memoria, acceso a lo que nos pasó o aprendimos. Estos recuerdos se hallan moldeados por las emociones y se evocan siempre de la misma manera… Por eso cuando una actividad es placentera invita a proseguirla y a mejorarla hasta alcanzar los mejores niveles de perfeccionamiento. La conciencia se inunda de pensamientos positivos y el camino está abierto para alcanzar nuevas metas.

Pero no solo tenemos conciencia de hechos positivos. También existe una maraña de recuerdos negativos adquiridos a lo largo del tiempo, que pugnan por ocupar el foco de la atención. Esta batalla de pensamientos aparece cuando tenemos que tomar una decisión o enfrentar un desafío.

Para reforzar la confianza que necesitamos hay que entrenar la mente para que aprenda a sumergir las dudas y temores. Es necesario efectuar un entrenamiento psicológico que permita recuperar y revivir los recuerdos y emociones que estuvieron presentes en los momentos de éxito e instalarlos firmemente en la conciencia.

Causas físicas, emociones o de juego (mala técnica o desconcentración), ubican en la conciencia pensamientos de duda, impotencia y frustración. La conciencia se satura de ellos y oculta lo que forma la base de la confianza para desarrollar el juego. Desaparecen las motivaciones, el entusiasmo y el jugador decae en su desempeño…

Ante este panorama se debe hacer un alto, acudir a un experto y con su ayuda reconstruir las motivaciones y el entusiasmo. Se debe pensar (de no haber un impedimento físico) que todo es reversible y que el golf es un permanente desafío.

El entrenamiento mental permite solucionar estos problemas, mediante el bloqueo de pensamientos negativos y el refuerzo de las motivaciones. Las experiencias y emociones positivas pueden ser rescatadas y convertidas en pensamientos, para que sirvan de apoyo al jugador en los momentos de duda. Esto se logra mediante métodos tradicionales o reflejos condicionados creados a tal efecto, los que pueden ser incorporados a la rutina de pre golpe o estar disponibles a petición del jugador cuando los necesite.

Finalmente hay que recordar que el golf es un juego y debe ser tomado como tal. Debemos esforzarnos por mejorar y sentirnos seguros con nuestro juego, ganado confianza y positivismo… Práctica, práctica y más práctica…

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s