INTELIGENCIA EN EL GOLF… PRACTIQUÉMOSLA Y DEJEMOS QUE FLUYA…

18

Cuando jugamos, nuestros problemas fundamentales no residen probablemente en nuestro tipo de swing sino en el modo como enfocamos el juego…

Es importante entender que en el golf debemos preocuparnos sólo por las cosas que podemos controlar. Así, no sólo cada golpe debe tener un propósito, sino que cada una de nuestras acciones en la cancha. No malgastemos energía poniéndonos nerviosos por lo que no controlamos. Cuando esto ocurre, todo lo que hacemos es crearnos problemas.

Hay que canalizar todas las energías sólo hacia esas cosas sobre las que podemos influir. Los OBJETIVOS CONTROLABLES. Debemos desarrollar un FOCO DE JUEGO que mantenga nuestra mente centrada en lo que estamos haciendo… Pegando el golpe que vamos a jugar.

Nuestro FOCO DE JUEGO debe incluir cosas como: la preparación, el enfoque, el tempo y el compromiso. Esto hay que practicarlo, tanto o más que el propio swing, pues es lo que realmente importa a la hora de enfrentar un golpe.

Estar en el campo de prácticas pegando cien pelotas pensando poco y sin propósito es enseñar a nuestra mente a estar menos enfocada en el campo de golf y fomenta a que nuestro swing sea menos disciplinado. Debemos cultivar en el campo de prácticas un FOCO DE JUEGO que nos sea útil en el campo de juego. Debemos simular un golf real mientras practicamos. Cambiemos de palo después de cada golpe. Cambiemos de objetivo. Tal y como sucede en el campo de juego… Antes de comenzar a practicar preguntémonos: ¿cuál es mi INTENCIÓN? Y luego: ¿estoy prestándole ATENCIÓN?

Lo importante cuando practicamos es disfrutar de nuestro swing y de nuestra mente. No olvidemos que cada golpe debe tener un objetivo,… incluso en la práctica.

Es ilógico seguir haciendo la misma cosa sin éxito y continuar repitiendo el proceso esperando que salga de otro modo. Esa es la actitud y la acción de una persona que no presta ATENCIÓN a su INTENCIÓN. Intentemos entender qué está pasando y cómo nos sentimos cuando jugamos bien.

Nuestra consistencia reside en el hecho de que fracasamos en los mismos pasos y tenemos éxito en los mismos pasos. Aprendamos a reconocer ambos casos y aprendamos a entenderlos… Sólo así podremos vaciar nuestra cabeza para que la inteligencia fluya.

Un swing exitoso es aquel que se repite, especialmente bajo presión. Y nada sabotea más un swing de golf con éxito que la tensión. La tensión viene del miedo y el miedo proviene de la falta de confianza y la pérdida de seguridad.

El golf es ACTITUD, pero también es percepción y estado de ánimo… Entonces, lo que realmente importa es cómo enfocamos y percibimos el juego.

La práctica nos hará mejorar, pero sólo si practicamos las cosas correctas y enfocamos la práctica del modo correcto; sólo si jugamos con un objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s