MEJOREMOS EL PUTTER, EVALUEMOS LA VELOCIDAD DEL GREEN…

Éste es el primer elemento que deberemos considerar al jugar un putter y sin duda el más importante puesto que determinará la fuerza necesaria que deberemos imprimir a la pelota…

133

Si lo evaluamos erróneamente, corremos el riesgo o bien de quedarnos cortos o de pasarnos de largo, algo que aún calculando correctamente la velocidad del green, puede ocurrirnos. El gran problema es que no existe una regla científicamente establecida que determine la fórmula de calcular esta cualidad del green; deberemos basarnos en la experiencia y en una serie de percepciones… Percepciones que estarán muy íntimamente relacionadas con la idea y el sentido de velocidad que cada uno de nosotros tengamos.

De cualquier manera, para aprender a conseguir estas sensaciones deberemos aprender a valorar los siguientes puntos:

  • Analizar la solidez de la superficie: algo que debemos hacer apenas llegamos al green. Debemos tener en cuenta que cuanto más duro sea el green, más rápido rodará la pelota
  • Observar si está o no mojado: tengamos en cuenta que un green mojado, provocará un efecto de freno en la bola
  • Tener en cuenta el grado de inclinación del terreno: por supuesto un terreno en subida o en bajada influirá de manera muy directa sobre el tipo de golpe a realizar; pero en la valoración de esta inclinación es donde encontraremos el verdadero problema. Un consejo… tratemos de observar la inclinación siempre desde un lado de la pelota, no desde detrás de la misma hacia el hoyo ni desde el hoyo a la pelota, lo que le daría una percepción equivocada de la situación del terreno. En este sentido debemos tener en cuenta que una bola que baja con caída desde la izquierda a la derecha o desde la derecha a la izquierda, siempre va más rápido que otra que baja directamente en línea recta
  • Mantengámonos atentos a lo que hacen otros jugadores: no los perdamos de vista cuando jueguen su putt y analicemos el movimiento que realiza la pelota, lo que nos ayudará a sacar conclusiones sobre el comportamiento del green
  • Analicemos el sentido en el que crece la hierba del green: si lo hace en la misma dirección del golpe, lo tendremos a favor, lo que significa que la bola correrá más. Por el contrario, estará en contra la hierba que crece al lado contrario del golpe, en cuyo caso deberemos pegarle a la pelota de forma más firme, puesto que se frenará ligeramente. Para determinar de la forma más fácil hacia dónde crece esta hierba, podemos tener en cuenta dónde se encuentra el Oeste, puesto que la hierba suele crecer hacia dónde cae el sol

14

Además de todos estos puntos que sin duda conviene analizar, deberemos tener muy presente el equipo con el que estemos jugando y principalmente la pelota seleccionada. Si hemos elegido una dura, tengamos en cuenta que se deberá pegarle más suave, mientras que si la pelota es ligera o blanda, deberemos pegarle con más firmeza. Por esta razón siempre resulta recomendable practicar y jugar con un mismo tipo de bola, de manera que conozcamos a la perfección el tipo de reacciones que va a tener y su comportamiento sobre diferentes terrenos.

En cuanto a las diferentes velocidades por las que podemos optar, en principio cabe hablar de tres velocidades diferentes:

Muy poca velocidad…

La gran ventaja de este tipo de putt es que el hoyo efectivamente se vuelve más grande, la pelota va tan lenta que puede agarrar con más facilidad el borde del hoyo; si bien siempre existe el problema de que la pelota vaya tan lenta o con tan poca fuerza que termine por quedarse corta

Usemos este tipo de putt cuando:

  • Los greens sean delicados, lisos y rápidos
  • El putt sea en bajada
  • Enfrentemos un largo putt y dos putts sean un logro
  • Estemos jugando con el pelo a favor
  • Es un putt con una caída muy grande

Velocidad media…

La pelota en estos putts entra por el extremo frontal del hoyo y pega contra el extremo opuesto de la copa. En principio podemos decir que es la velocidad más adecuada, la pelota rueda de manera casi perfecta.

Usemos este tipo de putt cuando:

  • Juguemos en una superficie plana desde una distancia intermedia
  • Juguemos cualquier putt en el cual confiemos en nuestro golpe
  • Putts de presión, esos que tenemos que embocar
  • En putts rápidos, cuando no sintamos miedo por la posibilidad de hacer tres putts de vuelta

Alta velocidad…

Para conseguir que un golpe de putter obtenga velocidad, la pelota deberá ser firmemente golpeada contra el extremo opuesto del hoyo, golpeando sobre la copa en la tierra, algunas veces rebotando hacia arriba antes de caer en la copa. Ser capaz de realizar correctamente un putt de alta velocidad es lo que distingue a los grandes jugadores; puesto que están cargados de peligro: pueden agarrar los bordes, o sobrepasar el hoyo muy lejos.

Este tipo de putt se usa cuando:

  • El putt es corto con mínima caída
  • Se está putteando hacia arriba y necesitamos embocar el putt
  • La superficie es lenta
  • Estamos jugando en contra del pelo
  • Los greens están húmedos o no han sido cortados
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s