EL ÁNGULO DE ATAQUE EN GOLF…

11

El “ángulo de ataque” es uno de los parámetros más importantes del swing de golf, y es primordial comprender su dinámica ya que nos va a condicionar el tipo de impacto, el vuelo de la pelota y, por tanto, la distancia y/o control de la misma.

Podríamos definir el ángulo de ataque como la mayor o menor verticalidad con que la cara del palo golpea a la pelota.

Entre otros factores tiene mucho que ver con el plano que recorre el palo en el swing, que será determinante a la hora de conseguir un ángulo de ataque adecuado.

El ángulo óptimo es distinto en función del tipo de palo que juguemos. Con los wedges el palo debe golpear la bola en su fase descendente (ángulo negativo), al contrario que el driver que debe estar en fase ligeramente ascendente (ángulo positivo), de lo que se desprende que podemos hablar de tres tipos de ángulo de ataque de la cara del palo con respecto a la pelota:

  • Ángulo Negativo (descendente): juego corto y de control
  • Ángulo Horizontal (a través): golpes completos de hierros
  • Ángulo Positivo (ascendente): golpe de driver

Con los hierros cortos debido a la mayor cercanía sobre la pelota en el stance, el plano del swing es más vertical, de manera que el contacto de la cara del palo se producirá con una secuencia “pelota-piso”.

Cuanto mayor longitud tiene el palo, más lejos nos encontramos de la pelota, con lo que el plano recorrido por el palo modifica esa verticalidad por un recorrido ligeramente más horizontal. Si no cometemos errores en el plano del swing, automáticamente nos conducirá a diferentes ángulos de ataque idóneos… Con un SW el ángulo podría ser de -5º, con un hierro 7 de -3º, y con un driver puede llegar a ser de +5º.

56

Sin lugar a dudas a medida que los palos son más largos más problemas generan, especialmente el driver, donde los amateur luchamos con la falta de potencia debido, entre otras cuestiones, a un defectuoso plano del swing e incorrecto ángulo de ataque.

Por lo tanto, la posición de la pelota con referencia al tipo de swing de cada jugador también es un elemento presente en esta ecuación. Ello implica que, si realizamos un swing con la verticalidad correcta, cuanto más corto sea el palo usado, más a la derecha (en los diestros) estará la parte más baja del arco del swing y, por tanto, la posición de la pelota en el stance deberá moverse en la misma dirección. La pelota deberá desplazarse al contrario en el stance a medida que los palos son más largos.

A pesar de ello, no se debe caer en el error de pensar que se debe cambiar el swing con cada palo porque el movimiento es el mismo con todos ellos.

Se entiende que en un principio el golfista inexperto es incapaz de “atacar” la pelota adecuadamente, por lo que se le aconseja colocarla algo más retrasada en el stance que un jugador avanzado. A priori es correcto, pero debemos con el tiempo vigilar esta situación. A medida que el jugador es capaz de conseguir un mejor plano y mayor velocidad de swing conseguirá un ángulo de ataque más efectivo si la posición de la pelota es la idónea.

Muchos jugadores han modificado con el tiempo su plano del swing pero siguen retrasando en exceso la pelota con algunos palos, lo que provoca errores en los ángulos de ataque.

En resumen, un jugador obtendrá el máximo control y la máxima potencia con un swing más vertical siempre respetando las posiciones frente a la pelota en el stance, lo que se traducirá en mayor distancia y mejor vuelo de la bola gracias a un ángulo de ataque mejorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s