EVITANDO LOS FILAZOS… SOBRETODO BAJO PRESIÓN…

27

Casi todos los jugadores que sienten presión tienden a levantar su cabeza antes de tiempo por ansiedad, o a intentar ayudar a la pelota a que tome vuelo inmediatamente ya sea alrededor del green o cuando se encuentran obligados a realizar un tiro muy largo que requiere precisión… El resultado, golpean la pelota con el filo de la cabeza del palo en lugar de comprimirla contra el suelo y dejar que el ángulo que el palo trae de fábrica haga su trabajo.

Esto redunda en un inevitable “filazo” que, por lo general, termina del otro lado del green en los tiros cortos, o unas 8 a 10 yardas más corto en los tiros largos.

¿Cómo evitarlo?…

Una de las maneras más efectivas de corregir cualquier intento de “cucharear” o intentar elevar la pelota de forma incorrecta, es imitar la posición de grip invertido que muchos profesionales utilizan en su putting.

Entonces, la próxima vez que visitemos la zona de prácticas probemos este sencillo ejercicio…

Tomemos un hierro corto y sostengámoslo con nuestro grip normal de hierros pero de forma invertida, colocando la mano izquierda por debajo de la derecha.

De esta forma comenzaremos a sentir de inmediato como el dorso de la mano izquierda es quien lidera su swing a través del impacto en lugar de que nuestra mano derecha quiera tomar la iniciativa de elevar la pelota.

Podremos sentir también cómo nuestros hombros quedan más en línea y favoreciendo además a que nuestro peso se transfiera correctamente y de forma muy natural.

Luego hagamos varios swings de práctica intentando solamente comprender como trabaja nuestro swing a medida que experimentamos esta nueva sensación de confort y naturalidad.

Para trabajar sobre esta sensación, peguemos varios tiros colocando la pelota sobre un tee y golpeemos la pelota con el dorso de nuestra mano izquierda, intentando solamente romper el tee… No nos dejemos tentar por la idea de elevar la bola. Solo concentremos toda la energía en el tee… De inmediato notaremos como la pelota es elevada por el ángulo de la cabeza del palo en lugar de hacerlo incorrectamente con nuestras manos.

Luego de hacer este ejercicio con unas 20 o 30 pelotas, tomemos nuestro grip normalmente y volvamos a concentrarnos en sentir como el dorso de nuestra mano izquierda lidera la acción de aplastar la pelota contra el piso… Una vez que hemos golpeado otras 20 o 30 pelotas simplemente hagamos una buena sacada de palo y disfrutemos de esta nueva sensación de impacto.

Gentileza Mario Crisci

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s