PRACTIQUEMOS EL 1 Y 2, PARA EL RITMO…

El principal objetivo de este ejercicio es ayudarnos a sentir el verdadero ritmo con el que podremos conseguir impactos mucho más sólidos y por sobre todas las cosas una gran regularidad, es decir la capacidad de poder repetir una y otra vez el mismo movimiento de forma correcta.

52

Muchas veces se habla de transferencia de peso, con este ejercicio podremos sentirla y así golpear correctamente la pelota y en forma consistente… Recordemos que lo que se repite una y otra vez terminará por convertirse en un hábito y eso es lo que debemos buscar a través de nuestros entrenamientos:… “buenos hábitos”, en lugar de fortalecer los vicios al simplemente tirar pelotas…

Para comenzar tomemos un hierro medio o corto (7, 8, 9 o un PW), y adoptemos nuestra postura normal, desde donde naturalmente podemos ver la parte superior de la pelota.

Luego llevemos el pie izquierdo hasta que quede pegado al pie derecho, sin mover las manos, dejando que estas queden adelantadas naturalmente.

Sentiremos como comienza a modificarse nuestro equilibrio… No nos preocupemos por esto ya que nuestro cuerpo se resistirá a perder la postura normal y nuestra cabeza permanecerá quieta mientras comenzamos a ver la parte de atrás de la pelota.

Ahora comencemos a girar normalmente el hombro izquierdo, como cuando realizamos un back swing, contando lentamente “uno” mientras nuestro brazo izquierdo intenta quedar paralelo al suelo en lo que sería la mitad del back swing… Antes de que llegue a colocarse paralelo al suelo digamos “Yyyy” (esta es la parte más importante, el “Y” significa que el talón izquierdo se despega tratando suavemente de volver a nuestra posición inicial), en ese momento sentiremos que el pie izquierdo está en el aire, yendo hacia su lugar original, y nuestro peso se irá trasladando suavemente desde el pie derecho hacia el objetivo.

En este momento nuestro pie izquierdo está bien plantado en su lugar original y nuestro peso está perfectamente sobre el lado izquierdo del cuerpo… En ese momento digamos “Dossss” y golpeemos la pelota.

Allí sentiremos cómo el peso de nuestro cuerpo, por caída libre, aumenta la velocidad de la cabeza del palo camino hacia la pelota… No lo pensemos, sintámoslo, dejemos que sea el palo quien golpea la bola de pasada y dejémonos llevar hasta un finish equilibrado sin forzar ningún movimiento.

Una vez hecho este ejercicio comprenderemos mejor lo que siente un profesional cuando sabe que golpeó perfectamente la pelota,… sabe que fue la cabeza del palo la que realizó el trabajo y no sus manos. Podremos sentir los beneficios de una excelente transición entre nuestro back swing y nuestro down swing, al mismo tiempo que comprenderemos lo importante que es utilizar el peso corporal en la caída libre del palo hacia la pelota, pues no solo debe utilizarse la fuerza de la espalda, sino el peso del cuerpo como un ingrediente adicional para generar potencia.

Importante… Una vez que sintamos que la pelota ha sido golpeada dejemos que la misma inercia nos conduzca hacia adelante y que la fuerza centrífuga que ha generado un mayor peso en la cabeza de nuestro palo haga que éste llegue hasta nuestra espalda formando un perfecto y equilibrado finish.

Gentileza de Mario Crisci

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s