EL SWING EN UN SOLO PLANO…

Para realizar el swing de un solo plano, rotemos los hombros sobre el mismo plano, tanto hacia atrás como sobre la pelota…

plano del swing

En efecto, el swing en un solo plano significa que los hombros rotan sobre un plano simple durante la oscilación para atrás y abajo, paralelo al plano creado por el eje de dirección del golpe…

Fijemos nuestra primera postura…

Una clave para realizar cualquier buen swing es girar alrededor de una columna estable inclinada en un ángulo apropiado… Para lograrlo se requiere una postura de golf con las rodillas ligeramente dobladas y la cintura curvada hasta que los brazos cuelguen sin tensión para lograr un buen agarre del palo de golf… El secreto está en mantener ese ángulo en la columna vertebral en nuestro swing hasta justo después del impacto.

Mantengamos los brazos nivelados…

Los brazos deben rotar sobre el cuerpo en una posición adecuada, ni muy plana ni muy vertical… Los diestros deben sentir que su brazo izquierdo presiona el pectoral izquierdo cuando realizan el back swing, y sentir que el brazo derecho lo presiona en el seguimiento del movimiento.

Mantengamos el ángulo del eje…

En el movimiento hacia atrás, el eje del palo debe permanecer en el mismo plano hasta que el eje esté paralelo al suelo… A medida que movemos el palo hacia arriba, el plano del eje cambia ligeramente pero se mantiene paralelo al plano que nos da la dirección y la pegada… Para ver esto, realicemos swings lentos de práctica frente a un espejo de cuerpo entero apuntando hacia abajo de la línea de la meta… Mira detrás nuestro, como si tomáramos el palo hacia atrás y hagámoslo coincidir con las posiciones correctas… Se recomienda imaginar que tenemos un cristal sobre los hombros y un poco más allá de la pelota, luego tratemos de balancearnos sin romper el vidrio con el palo.

Ampliemos el arco…

Un arco amplio le da a la cabeza del palo una trayectoria mayor y genera una mayor velocidad sobre la pelota… Para obtener un arco amplio y ayudar a mantener el palo en plano, mantengamos nuestro brazo hábil (el derecho para los diestros), un poco más recto en la pegada.

No oscilemos de más…

Miremos a cualquier profesional del golf y veremos que pareciera que con pequeñas oscilaciones generan tiros poderosos sin esfuerzo. La mayoría de ellos no realiza oscilaciones de más, porque hacerlo quebraría su equilibrio y sacaría al palo de la trayectoria apropiada y eficiente… Balanceémonos lo más fuerte que podamos, pero sin perder el equilibrio… Si no podemos lograr un finish equilibrado luego de dos segundos después del swing, es porque estamos oscilando muy fuerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s