EN EL GREEN TODO ES RUTINA…

rutina en el putt

Realizar un buen putt no es solo dar un buen golpe, ojala fuese tan sencillo…

Hay muchos factores que intervienen para que podamos fallar o acertar con el putter… En ocasiones la línea es obvia y el hoyo parece tan grande como un plato; por el contrario, otras veces no podemos ver las caídas, el green parece tener caídas por todos lados, y de un plato el hoyo pasa a ser una moneda.

Por lo anterior, es importante hacer una buena rutina en el green, una rutina que evite subjetividades y que haga que mejoremos nuestras estadísticas, y por consiguiente mejoremos nuestro putt.

No es la primera vez ni la última que tocamos este tema, ya que es un factor clave y determinante para hacer nuestro juego consistente, sólido y efectivo…

Tenemos que trabajar nuestra rutina previa al golpe, pues nos da regularidad. Realizar la misma secuencia de pasos antes de cada putt da cierto sentido de orden al golpe que vamos a realizar… La rutina es importante en todo nuestro juego, pero lo es más dentro del green, que es donde tenemos la oportunidad de restar golpes a nuestra con relativa comodidad.

Una vez que estemos frente a la pelota para jugar el putt, tenemos que estar seguros de lo que vamos a hacer, cómodos con la decisión tomada y preparados para realizarla sin cambiar la secuencia de movimientos durante el transcurso del swing.

Ahora bien, la rutina “no es una rutina”, como tal no existe una y única, sino que cada cual tiene que encontrar la suya, aquella que nos permita estar cómodos y preparados para ver rodar la pelota hacia el hoyo.

A continuación, 5 puntos que nos pueden ayudar a construir una rutina propia…

  • Midamos la pendiente que tiene el green… Inclusive antes de llegar al green tenemos que ir visualizando cómo se dan las caídas de modo general, para después poder centrarnos en nuestra pelota en particular
  • La primera decisión suele ser la correcta… Marquemos un objetivo, no tiene que ser el hoyo, donde tenemos que hacer llegar nuestra pelota. Concentrémonos solamente en eso, olvidemos todo lo demás
  • Impedimentos extra… Asegurémonos de que el recorrido que va a realizar nuestra pelota hasta llegar al punto que nos hemos fijado esté limpio de piques, arenilla, basuritas, bichos o cualquier otra cosa que pueda desviar nuestra bola
  • Confirmemos la primera impresión… No está de más echar un vistazo alrededor del hoyo para reafirmar nuestra primera impresión
  • Un swing exacto… Nos pasa a todos después de fallar un putt, si lo repetimos, logramos meter un alto porcentaje de ellos. Por eso, midamos bien la fuerza de nuestro swing para que la pelota ruede hasta donde queremos, manteniendo la línea que nos hemos fijado

Después de hacer una rutina que incluya, como mínimo, los 5 puntos anteriores, juguemos nuestro putt con confianza. Recordemos siempre que para tener éxito en el green sólo tenemos que estar cómodos, centrados en nuestro objetivo y esperar pacientes hasta ver como la pelota se introduce en el hoyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s