UN DESGIRO CORRECTO DE LA CADERA…

desgiro de la cadera

La cadera tiene dos aspectos vitales en el swing… En primer lugar, la necesidad de rotarla durante el back swing para no desplazarnos en sentido contrario al del objetivo y así arruinar nuestras posibilidades de llegar con el cuerpo de manera correcta al impacto con la pelota… En segundo lugar, porque una vez colocados en el back swing, la cadera es la parte del cuerpo que tiene que liderar el cambio de peso al pie delantero…

¿Cómo desgiramos la cadera, para que ésta lidere el down swing?…

Los expertos son majaderos en afirmar que antes de empezar a desgirar los hombros, es la cadera la que debe empezar a moverse hacia el objetivo; pero no explican qué tenemos que hacer cuando ya estamos a medio camino y nuestro cuerpo necesita crear el espacio necesario para que pasen brazos, manos y palo, mientras el peso de nuestro cuerpo está mayoritariamente delante…

Lo usual es que ese movimiento únicamente lateral nos obligue a pasar muy rápido las manos o que haga que nuestro cuerpo se adelante y nos impida hacer el necesario release… El pull y el push, son el resultado inevitable.

Una secuencia correcta empieza cuando el jugador ya se encuentra en el back swing, habiendo rotado la cadera e impidiendo que ésta se desplace al intentar que su bolsillo trasero derecho se enfrente al objetivo a medida que el palo se sitúa en lo alto. Entonces, antes de empezar a desgirar los hombros, se deben empezar a mover las caderas hacia el objetivo. Una vez que empezamos a desgirar los hombros, la cadera realiza el movimiento clave; intentar apuntar con la hebilla del cinturón al objetivo, haciendo que la parte superior de la cadera más cercana al objetivo se aparte hacia atrás.

El resultado de ese movimiento es una posición de impacto en la que el peso del cuerpo se encuentra en gran parte en el pie delantero, la cadera intenta mirar al objetivo, el hombro más cercano a la pelota está más bajo que el más lejano y la cabeza está todavía detrás de la bola. Esta posición de impacto es propia de grandes pegadores porque permite que el peso del cuerpo sea el que impulse la pelota; de ahí que algunos jugadores parezca que no hacen ningún esfuerzo al pegar grandes distancias… El único requisito es que se deben extremar las precauciones en cuanto al ritmo de swing, buscando mover nuestro cuerpo de forma compacta y evitando que las manos se adelanten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s