COLOCACIÓN FRENTE A LA PELOTA…

colocación

Para un buen resultado, debemos poner atención en la forma como nos colocamos para golpear la pelota… Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de los golpes malos surgen a consecuencia de una colocación incorrecta.

Pero, ¿cómo saber si nuestra colocación es la correcta?…

Dos puntos resultan claves para una correcta colocación…

La flexión de las rodillas…

Una correcta flexión de rodillas redundará en un incremento de nuestra potencia. Ahora, la dificultad se encuentra en saber exactamente cuál es la flexión correcta para cada uno. Y es que si nos quedamos cortos en la flexión, no conseguiremos dar a la pelota la velocidad requerida. Si por el contrario, las flexionamos de más, la parte inferior del cuerpo no trabajará de la manera apropiada, dando lugar a golpes que en ocasiones serán nefastos.

Existe una forma muy sencilla que nos ayudará a determinar cuál es la flexión correcta de las rodillas, y consiste en lo siguiente:… coloquémonos rectos, apoyando la empuñadura de nuestro driver sobre la base de los dedos del pie derecho… Cuidemos que la vara se mantenga perpendicular con respecto a la línea del horizonte.

Mantengamos el palo firme y doblemos las rodillas lentamente, hasta que la rodilla derecha llegue a tocar el driver… Esa será la flexión correcta en nuestro caso.

Flexión de la cintura…

Para comprobar que esta flexión se está ejerciendo de manera correcta, existe un sencillo truco:… coloquémonos como si fuéramos a realizar un swing (flexionando rodillas y cadera). En esa posición tomemos un palo y coloquémoslo desde su hombro derecho hasta la rodilla derecha (sujetándolo con la mano izquierda desde arriba, a modo de péndulo)… Comprobemos que el palo tiene una trayectoria recta en línea vertical, sobre la rodilla… De esta forma está garantizando que la flexión de rodillas y cadera es muy similar; siendo la postura básica para iniciar el golpe.

Si el hombro está adelantado, el palo caerá por delante de la rodilla, y es señal de que estamos flexionando en exceso nuestra cintura, concentrando el peso en la punta de los pies, lo que conllevará que dispondremos de muy poca posibilidad de giro, realizando una subida muy vertical.

Si está retrasado, el palo caerá por detrás de la rodilla, y será signo de que la flexión de rodillas es demasiada con respecto a la flexión de la cadera. De esta forma el peso cae sobre los talones y el plano de swing no será el correcto, lo que conllevará que la pelota salga totalmente desviada.

La flexión de las rodillas y la de la cintura deben ser iguales, o muy similares, para garantizar que el peso está correctamente repartido a lo largo de todo el cuerpo. Si la flexión no es similar en estas dos zonas, resultará imposible que el peso se reparta correctamente, por un igual, en los dos pies,… algo básico para no echarnos en exceso ni hacia adelante ni hacia atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s