LESIONES LUMBARES… EL PROBLEMA ESTÁ EN EL SWING…

Los últimos estudios biomecánicos demuestran que la mayoría de los problemas de espalda que sufren los golfistas no tienen su explicación en las posturas de inclinación hacia adelante que adoptan, sino en las altas velocidades de rotación que debe soportar la columna vertebral a realizarse el swing…

lesiones lumbares

En el golf, todos los golpes cuentan con dos componentes: uno de fuerza y otro de técnica y precisión.

El driver es un golpe de potencia en el que se busca ganar la mayor distancia posible, representa un giro rápido de la columna, y en él domina la fuerza sobre la precisión. En los siguientes golpes, la precisión, como consecuencia de querer dejar la pelota en el green, va jugando un papel mayor, en detrimento de la potencia. Finalmente, el putt es un auténtico ejercicio de puntería que no repercute en la columna.

Durante mucho tiempo, se habían interpretado los problemas de espalda que sufrimos los golfistas como la manifestación crónica del mantenimiento de posturas incorrectas, como la inclinación de espalda hacia adelante, durante muchas horas de juego y práctica, y a lo largo de muchos años… Sin embargo, el desarrollo del análisis biomecánico de los movimientos está llegando a conclusiones que apuntan más a la brusquedad de los golpes de mayor potencia.

Estudios realizados a golfistas con lesiones lumbares, demuestran que el dolor experimentado alcanza su punto máximo exactamente en el mismo instante en que la velocidad de rotación registrada en la columna vertebral es máxima. Esto porque la inclinación de lado a lado que tiene lugar en la columna, además del giro, parece jugar un factor añadido, definido como “efecto de crujido”… Efecto que es consecuencia del impacto que producen los dos movimientos -giro e inclinación lateral-, sobre los discos intervertebrales.

Estadísticamente está demostrado que un 55% de los jugadores presenta dolor lumbar en el momento del impacto a la pelota, especialmente en el drive, maderas de fairway, híbridos y fierros largos. Asimismo, en más de la mitad de ellos se produce además una irradiación del dolor hacia el lado derecho.

Aunque aún no está 100% demostrado, todo indica que el dolor disminuye si nos concentramos en…

  • Ralentar nuestro back swing, manteniendo el control de nuestros movimientos
  • Evitar el over swing
  • Dejar nuestra parte baja lo más quieta posible, posibilitando una buena plataforma para el giro de nuestra parte superior, evitando así el desplazamiento lateral
  • Mantenernos lo más erguidos posible durante los instantes posteriores al golpe,… follow through y finish
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s