MEJORAR NUESTRO SWING… ¿CÓMO?…

mejorar el swing

Esta duda muchas veces se responde con cierta ansiedad y desesperación… Es entonces cuando dudamos entre tomar una clase, enclaustrarnos en el driving range, tirando cientos de pelotas, ver cuánto video de golf encontremos, leer ese nuevo y revolucionario libro, etc… Todas medidas que, quién sabe, podrían llegarnos a funcionar, pero lo más probable es que nos confundan aún más y nos hagan entrar en una espiral de irregularidad e inseguridad con nuestro swing…

El primer paso para la mejora de nuestro swing no es otro que el diagnóstico de las fallas que presenta nuestro swing actual. Y la mejor manera de hacer este diagnóstico es con la ayuda de un profesional que, como tal, nos vea, analice y pueda darnos una visión experta acerca de nuestros errores.

El segundo paso es averiguar qué solución, corrección o ejercicio, debemos implementar para corregir nuestras fallas;… ya sea una clase de golf, un libro específico de golf o una ayuda específica… Eso sí, siempre consideremos que necesitaremos de la supervisión de algún experto para poder mejorar. Sin esa ayuda es muy difícil que podamos corregirnos.

También, para poder ayudarnos a mejorar y, sobre todo, poder corregirnos durante una ronda o una sesión de práctica, es necesario que tengamos conocimiento y aplicación de los fundamentos del swing,… como el grip, postura, equilibrio, posición de la pelota y otros. Muchas veces, cuando estamos en uno de esos días, descontrolando nuestros golpes, la solución es puntual y simple, como un cambio en la distribución del peso o una mejora en nuestro stance… Si conocemos y manejamos los fundamentos del swing, podremos poner en práctica una solución rápida y eficaz, que nos permitirá poder terminar la ronda con una tarjeta decorosa.

Para mejorar el swing consistentemente y a largo plazo, debemos practicar con regularidad nuestro juego, así como los fundamentos del swing, además de tener la mejor forma física posible para conseguir potencia y equilibrio, y, como consecuencia, ritmo y mecánica en nuestro golf.

Finalmente, cabe destacar que si tenemos limitaciones físicas que nos impiden el giro y el desgiro, no tendremos oportunidad de mejorar el swing. Podremos mejorar la distancia, los efectos, el vuelo de la pelota, etc,… pero no el swing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s