¿CÓMO ELEGIR UN GUANTE?…

guante de golf

A pesar de que los guantes no son esenciales ni obligatorios para un buen swing, ciertamente contribuyen a tener un mejor grip y, por ende, mejoran el swing. Utilizados en la mano líder, la izquierda para los diestros y la derecha para los zurdos, deben adaptarse a nuestra mano como si se tratara de una segunda piel.

Elegir un buen guante de golf, depende de varios factores. Muchos pensarán que da lo mismo, que todos los guantes cumplen la misma función y, efectivamente así es a nivel básico… Ahora bien, un guante que no se adapte a la perfección a nuestra mano no nos permitirá trabajar el swing correctamente y eso perjudica nuestro juego, de una u otro forma.

“Si nos queda bien, es de buena calidad”… Eligiendo un guante de golf…

  • Siempre probémonos el guante antes de comprarlo, tomando en cuenta que un guante cómodo ayudará a perfeccionar nuestro juego
  • Para saber que un guante nos ajusta como es debido, deberemos cuidar que no se mueva durante el swing
  • Es recomendable comprar siempre un modelo que nos quede más bien estrecho, aunque el guante nos pueda parecer muy ajustado tomemos en consideración que éste irá cediendo con el tiempo
  • Decidamos qué material es el que nos conviene -cuero o sintético-. El cuero, si bien es más caro, deja que la piel respire y por lo general, es más cómodo. Entre los guantes existen…
    • Los de piel de cabrito, especialmente tratada para conseguir un tacto más suave, un mejor grip y resistir al agua
    • Los de piel de vaca, que resultan más económicos que los anteriores, siendo más gruesos… Muchos los descartan al considerar que no transmiten correctamente las sensaciones del palo
    • Los de piel sintética, los más utilizados y que cuentan con la ventaja de tener un tacto suave, al tiempo que están especialmente preparados para garantizar una máxima duración
  • Para escoger el tamaño de un guante, podemos guiarnos por las siguientes tablas…

circunferencia de la mano

  • Para ajustar el guante, la mejor manera es ajustarlo en el momento que nuestra mano está cerrada, apretando el puño
  • Para que el guante dure más tiempo, lo podemos dejar secar estirado, con el dedo gordo hacia abajo, como cuando lo sacamos de la caja la primera vez… No es bueno guardarlo en la bolsa húmedo y doblado, ni tampoco colgarlo desde un palo para que seque
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s