¿CÓMO Y CUÁNDO CONCENTRARNOS?…

concentración

Muchos dicen que el golf exige que estemos siempre concentrados… Para el cerebro humano resultaría agotador mantener el foco de atención y un alto nivel de concentración por tanto tiempo…

Por eso es imprescindible que entendamos la concentración en golf, así como la atención, proceso mental muy ligado al anterior.

El golf tiene picos de atención-concentración… La curva empieza cuando nos estamos acercando a la pelota, el pico máximo llega cuando estamos en posición de tiro y nos disponemos a ejecutarlo, para luego descender cuando lo hemos realizado.

Un aspecto clave de estos procesos mentales de atención-concentración es la duración de un juego de golf. Hablamos de horas y, como antes puntualizamos, para el cerebro resultaría agotador mantener el foco de atención y un alto nivel de concentración por tanto tiempo… Es justamente aquí cuando surge la importancia de que el golfista sepa gestionar la atención y la concentración, con el objetivo de administrar la energía de la que dispone nuestro cerebro.

Para cumplir con la curva de atención-concentración descrita, el golfista debe guiarse por señales que le indiquen que ya está entrando en “la zona”, es decir, que el cerebro ya debe empezar a centrar el foco de atención en la próxima tarea, el siguiente tiro, en el objetivo a alcanzar, el palo y tipo de tiro. A partir de este momento la concentración, que estaba en un nivel mínimo, aumenta considerablemente para conseguir este estado óptimo, en el que todos los recursos mentales, físicos y técnicos deben estar a disposición para la ejecución del golpe.

Debemos ser capaces, con entrenamiento mental, de gestionar tanto el foco de atención como el nivel de concentración, dos aspectos plenamente controlables, y para que sea plenamente efectivo debemos desconectarnos tras cada tiro. De esta manera el sistema tendrá energías para emplearlas en el próximo golpe.

Tal vez la atención resulte, a priori, más fácil de gestionar, ya que requiere elegir el momento y punto al que queremos atender, posición de la pelota, grip, efecto, dónde llegará la pelota, entre otros aspectos,… luego, simplemente se desvía.

Un ejercicio muy utilizado por muchos profesionales consiste en que cuando se paran delante de la pelota su visión es la de un túnel, en el que ven dónde está la pelota y la trayectoria que quieren que sigua… Claro está, son capaces de evocar esto gracias a una correcta gestión del foco de atención, el que centran en sólo algunos elementos, y a un nivel alto de concentración, que permite que puedan organizar la rutina de tiro de este modo.

¿Cómo podemos lograr concentrarnos?…

Primero, entre tiro y tiro contemplemos el paisaje, conversemos con nuestro caddie o compañeros de juego, o pensemos en cosas que no requieran tantos recursos mentales. De esta manera reducimos la carga que debe asumir nuestro cerebro para procesar lo que estamos realizando. Así ahorraremos energías para poder emplear los procesos de atención-concentración de manera efectiva.

Cuando estemos acercándonos a “la zona”, debemos tener en cuenta las señales que indicarán cuando tenemos que volver a la realidad… Cuando estemos cerca de la pelota nuestro foco empezará a estrecharse, se centrará en algunos elementos, la concentración llegará a un nivel máximo, mente y cuerpo se alinearán para que ejecutemos el mejor tiro que podamos.

Estos consejos pueden hacerse realidad entrenando nuestra mente constantemente, permitiéndonos así gestionar, y sobre todo, controlar los procesos mentales, y así favorecer una buena ejecución…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s