¿CÓMO APUNTAR AL OBJETIVO?…

apuntar

Muchos de los consejos populares sobre el swing y el equipamiento de golf son totalmente equivocados. El consejo compartido en el hoyo 19 y en los tees de salida tiende a hacer más daño que bien aunque sólo sea porque el verdadero razonamiento detrás de la sugerencia es mal interpretado.

Aclaremos un poco…

Mito 1… Apuntar al objetivo…

¿Apuntar qué al objetivo? ¿La cara del palo? ¿El cuerpo? La confusión a este respecto normalmente provoca en los golfistas errar al objetivo de dos maneras. La primera es apuntando los pies, las rodillas, las caderas y los hombros directamente al objetivo, dejando la cara del palo dirigida hacia una línea bien a la derecha del blanco… Errando el objetivo por la derecha.

El segundo error de desalineación se traduce en ajustes a los errores en el vuelo de la pelota. Por ejemplo, si un jugador que pega “slices” apunta a la izquierda para favorecer el vuelo de la pelota de izquierda a derecha, y el error que está causando el “slice” no se corrige.

Entonces, reentrenemos nuestros ojos en el driving range Cuando apuntamos correctamente, el borde de ataque de nuestro palo está en un ángulo recto a la línea de meta, mientras que nuestro cuerpo se alinea paralelo a la izquierda de la línea de meta… Sólo la práctica correcta nos generará el hábito de alinearnos correctamente en la cancha.

En el range, elijamos un objetivo y pongamos un palo a unos centímetros delante de la pelota, paralelo a la línea de meta. Coloquemos otro palo paralelo al primero en la línea de nuestros pies, para marcar nuestra alineación corporal… Después de unos cuantos golpes de práctica, podremos entrenar nuestro cuerpo y nuestros ojos a aceptar esta nueva compensación de alineación y de límite.

Mito 2… El equipamiento…

Loft = más distancia… En una época se necesitaban lofts en el rango de los 7 a 8 grados para ayudar a no enviar la pelota a las nubes con el driver. Pero con tecnología actual en las varas, las cabezas de los palos y las pelotas, nada podría estar más lejos de la verdad.

 

Debido al mayor tamaño de la cabeza de los drivers modernos, los jugadores están utilizando más loft, combinado con pelotas de golf que producen menos efecto, para pegar tiros altos y aún así rodar la pelota al impactar contra el suelo.

 

Encontrar el loft correcto debe ser determinado mediante la evaluación de cómo asciende la cabeza del palo a través de la zona de impacto. Si tenemos un swing empinado, un loft más bajo puede ayudar. Si jugamos con un plano de swing tendiendo a poco empinado o normal -menos vertical-, podemos tener mejores resultados con un loft superior para producir un lanzamiento con vuelo de pelota alto y con menos efecto.

 

También prestemos atención a la vara, que puede tener un efecto significativo sobre la trayectoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s