PELOTA ENTERRADA EN SU PROPIO IMPACTO…

REGLAS DE GOLF

Regla de Golf 25-2

Si nos ocurre esto, tenemos derecho a aliviarnos bajo la Regla de Golf 25-2. Esta regla dice que: “una pelota encajada en su propio impacto, ya sea por efecto de un golpe o de un dropeo, en cualquier área de césped cortada a ras en el recorrido, se puede levantar, limpiar y dropear, sin penalidad, tan cerca como sea posible del punto donde reposaba (donde se enterró)”.

“Área cortada a ras” significa cualquier zona del campo, incluidos caminos que haya en el rough, cuyo césped esté cortado a la altura del fairway o menor.

¿Pero qué sucede si?… Al dar nuestro golpe le pegamos tan mal que enterramos directamente la pelota, es decir que a ésta no la hemos levantado del suelo. ¿Nos podemos aliviar en este caso por la Regla de Golf 25-2?

No. La palabra “impacto” utilizada en la regla, implica que la pelota ha venido por el aire.

En este caso es uno quien ha impactado la bola y la ha enterrado… No ha venido por el aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s