LA TRANSICIÓN, EL PRIMER MOVIMIENTO DEL DOWN SWING…

transición

Algunos dicen que comencemos con un tirón hacia abajo del brazo izquierdo. Otros, que giremos las caderas de vuelta hacia la izquierda. Y otros que apoyemos el talón izquierdo en el piso… En realidad, todas esas cosas deberían suceder en forma simultánea. Dado que no podemos pensar en más de una cosa a la vez mientras hacemos el swing, elijamos el recordatorio que más nos ayude a comenzar desde arriba sin descargar prematuramente las muñecas.

Gran verdad… El movimiento de transición es el momento que se ubica entre el tope del back swing y el comienzo del down swing, haciendo trabajar al cuerpo en dos direcciones.

Es vital, para generar una buena secuencia de movimientos, un back swing que posea un giro completo y por sobre todas las cosas, una correcta transferencia de peso. Una vez hecho esto, es aconsejable comenzar la secuencia con un empujón lateral de nuestras caderas hacia el objetivo, ya que de ésta forma no sólo retendremos el quiebre, sino que también ayudaremos al palo a volver en una posición más chata… Este movimiento es aplicable a todos los palos de la bolsa, ya que entre uno y otro, sólo deberemos ajustar la inclinación en la postura.

Si logramos hacer bien el movimiento lateral de la cadera, notaremos una mayor inclinación a nuestra derecha en la parte superior. Desde ésta posición, óptima, el movimiento lateral de nuestras caderas, se convierte en rotativo, generando así la correcta secuencia de movimientos.

Un consejo… Repitamos esta parte del swing en cámara lenta, sin pelota y con un espejo frente a nosotros, ya que en la transición debe primar la soltura… También, para reforzar la sensación lateral, podemos clavar un palo en el piso por fuera de nuestro pie izquierdo. Completemos entonces el back swing y movamos la cadera en forma lateral tratando de tocar con ella el palo clavado… Hecho esto, rotemos y continuemos el swing hasta el finish.

Ahora bien, si somos de esos jugadores que cruzan la paralela, probemos tratar de comenzar el down swing con los brazos. La razón se debe a que este tipo de swing tiene mayor recorrido hacia atrás que el convencional, por lo tanto, si no comenzamos con la parte superior correremos el riesgo de no alcanzar a la parte inferior, logrando tiros descoordinados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s