SWING Y DIVOT…

Muchos dicen que sacar un divot es sinónimo de estar realizando el swing de la forma correcta…

divot

Seguro hemos visto cómo los golfistas profesionales lo hacen todo el tiempo. Ellos realizan su swing y luego salta divot sólido y perfectamente formado… Pero una cosa es el juego de los profesionales y otra muy distinta el nuestro, y recrear esto en el campo de juego es un escenario diferente… Efectivamente, un divot bien formado es un indicador de que hemos realizado un buen contacto con la pelota, y aprender cómo realizar estos divots es en realidad aprender a realizar los golpes con nuestros hierros de forma correcta.

Muchos jugadores que golpean la pelota en su parte superior, sin producir divots, o lo harán muy por debajo, produciendo un divot muy grande, suelen estar concentrándose demasiado en mantener su cabeza hacia abajo… Mantener la cabeza hacia abajo restringe la rotación del cuerpo y la transferencia de peso a nuestro lado izquierdo. Algunos jugadores intentan sobre compensar esto moviendo sus manos a través de la pelota demasiado rápido, lo que provocará que el palo golpee el frente de la bola.

Dejemos que nuestra cabeza se mueva de forma natural, y concentrémonos en mantener la cabeza del palo hacia abajo a lo largo del swing.

Por otro lado, los jugadores suelen no lograr un divot debido a que la pelota está muy por delante o muy por detrás de su stance. Si notamos que el divot se produce mucho después de que impactemos la pelota, intentemos ajustar nuestra posición y postura de modo que la pelota esté un poco más adelante… Si no logramos un divot, esto puede significar que nuestra pelota está muy hacia adelante. Intentemos mover la postura de modo que la pelota quede un poco más hacia atrás, más hacia el centro de nuestro stance.

Muchas veces, los divots son sobrevalorados y algunos jugadores tienden a concentrarse más en pegar hacia abajo que en golpear la pelota de forma adecuada… Error, pues un divot es el resultado de golpear la parte trasera de la pelota con la cada del palo, el cual continúa hacia abajo a lo largo del césped, desprendiendo un trozo de éste y lanzándolo al aire. Así, la cara de nuestro palo debe estar comenzando a nivelarse justo cuando golpeemos la pelota… De modo que golpear hacia abajo puede disminuir la efectividad de nuestro tiro. Concentrémonos en golpear a través de la pelota, no hacia abajo, para hacer que los golpes sean más efectivos y manteniendo así constante la velocidad del palo al impactar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s