JUGANDO EL WEDGE DESDE UN LIE DIFÍCIL…

Cuando nos enfrentamos con un mal lie, debemos cambiar nuestra preparación o setup…

wedge

Existe una regla sencilla:… mientras peor sea el lie, más sacrificios debemos estar dispuestos a realizar -en vuelo, altura, control y precisión-, para lograr un mejor contacto con la pelota. Siempre hay que recordar que es muy fácil ir de una mala posición a otra peor, y por ende a malos resultados.

Lo que se debe pretender alcanzar desde un mal lie es una recuperación segura hacia una posición de tiro más cómoda.

Desde el césped pesado o el rough…

  • Mientras más alto esté el césped, más corto debemos tomar el palo y más largo tenemos que hacer el swing
  • Nunca tratemos de hacer un tiro cuando no podamos obtener un contacto claro entre la cara del palo y la pelota

Cuando hay mucho césped alrededor de la pelota no obtendremos buenos resultados, ya que es difícil llegar a tener un buen control,… si hacemos un swing a través del césped, éste se acumulará entre la cara del palo y la pelota, haciendo que el golpe sea impreciso.

El césped y la consecuente humedad sobre la cara del palo producen tiros más altos, los cuales tienen un poco más de vuelo y significativamente menos back spin que lo normal; lo que tenemos que considerar para no caer en más problemas.

El setup cambia para hacer un tiro desde un césped profundo, el agarre tiene que ser más corto y la pelota tiene que ser golpeada un poco atrasada en el stance. Estos ajustes crean un ángulo de ataque más pronunciado y minimizan el césped comprimido entre la cara del palo y la bola.

A pesar de que estos tiros nunca son fáciles, se vuelven más predecibles a medida que aprendemos a hacer un mejor contacto.

Con el pasto en contra…

Siempre consideremos hacia donde crece el césped en relación con el sitio desde donde estamos pegando. Si éste está creciendo desde donde está el objetivo, es decir en contra de donde va nuestro tiro, debemos hacer un swing como si la distancia de nuestro tiro fuese entre 25% y 50% más largo de lo que medimos. El césped atrapará la cara del palo y no permitirá nuestro follow through, por lo cual hagamos un poco más de back swing y tratemos de continuar el movimiento hasta el final:

Si el palo no sale del césped, puede que la pelota tampoco logre salir.

Cuando el césped crece hacia el objetivo, o sea, lo tenemos a favor, puede que la pelota vuele y ruede un poco más.

Desde un terreno firme…

Desde un terreno sin césped o muy duro, coloquemos la pelota bien atrás en nuestro stance, unos 7 cm en relación con la posición normal, abramos levemente la cara del palo y apuntemos un poco a la izquierda.

Estos ajustes nos prevendrán de golpear el piso detrás de la pelota, haciendo que rebote la cara del palo y topeando o golpeando de forma deficiente la bola.

Pelota por encima de nuestros pies…

Cuando la pelota está colocada encima de los pies, muchos golfistas afirman que hay que prevenir que el tiro vuele a la izquierda debido a que el plano del swing será muy plano, más alrededor de nuestro cuerpo… Esto es cierto, sin embargo hay una razón más importante para que la pelota vuele a la izquierda desde estos lies en tiros de juego corto… Mientras más loft tiene un palo, más apuntará el palo a la izquierda, por lo cual el fenómeno es más evidente mientras más nos acercamos al green.

Cuando el lie está sobre nuestros pies, minimicemos el efecto del tiro a la izquierda agarrando muy bajo el palo. Luego suplamos la pérdida de distancia haciendo un back swing más largo o jugando un wedge con menos loft. Esto mantiene el ángulo del lie de nuestra vara más cercano a lo normal. Finalmente apuntemos a la derecha de nuestro objetivo para terminar cerca de la bandera.

Pelota debajo de nuestros pies…

Cuando sucede esto, el problema de la alineación es más o menos el mismo que el anterior, pero la pelota tiende a ir hacia el lado derecho… Por tanto, coloquemos el cuerpo paralelo al terreno y apuntemos mucho más a la izquierda.

Downhill…

Los tiros de wedge en bajada son difíciles y no hace falta mucha inclinación para que se cree el problema. En estos casos suele ocurrir el problema de la “pelota equivocada”, antes de golpear la pelota de golf golpeamos la bola terráquea… Para evitar esto, coloquemos los hombros paralelos al piso, mantengamos el balance mientras realizamos el swing, pongamos la pelota bien atrás y agarremos un palo más -ya que la bajada le quita inclinación al palo-. Calculemos también que la pelota saldrá un poco más baja y rodará mucho más.

arena

Desde la arena…

Cuando nos encontremos frente a un tiro de wedge desde la arena y a una distancia entre 30 y 100 yardas, usemos un swing convencional, con la pelota un poco más atrás de lo normal en el stance. Coloquemos la cara del palo cuadrada hacia el objetivo y hagamos un swing sincronizado con un contacto sólido tratando de no quedarnos en la arena.

Los ajustes en el setup garantizan un contacto limpio, la pelota antes que la arena.

Consideremos que siempre desde la arena la pelota perderá unas 10 yardas en comparación con un tiro desde un césped normal. Esta pérdida de distancia le suma spin a la pelota…. Para compensar la pérdida de distancia hagamos un back swing un poco más largo o usemos el wedge o palo que le sigue al que normalmente usaríamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s