UNA VEZ SOBRE LA PELOTA… NO PENSEMOS…

Una vez sobre la pelota evitemos que pensamientos negativos, que no existían antes, entren en nuestra mente…

sobre la pelota

Los pensamientos negativos vienen de la parte inconsciente de la mente, donde todo lo que hemos oído, visto, sentido, saboreado u olido es grabado. Es nuestra biblioteca personal…

Nuestra mente trabaja como una computadora. Cuando escribimos una palabra dentro de un motor de búsqueda, la maquina traerá un programa que está relacionado a una palabra o situación. De la misma forma, si estamos enfrentando un tiro difícil, y nuestro computador mental trae el recuerdo de un golpe pasado que hemos fallado en un hoyo que parecía similar, sensibilizamos los golpes fallados. Esto programa nuestro banco de memoria, lo que nos condicionará y, casi seguramente, causará un golpe erróneo.

¿Qué hacer?… Cuando un pensamiento negativo viene a la superficie, es el momento de reconocer que esto es parte de nuestra historia. Por ende, liberémonos de ese pensamiento, salgámonos del stance y pongamos un pensamiento positivo o una imagen mental del tiro que deseamos dentro de la rutina que realizamos antes de ejecutar el golpe.

¿Cómo mantenemos la concentración durante una vuelta de golf? ¿Si la perdemos, cómo la recuperamos?… Para ponernos en un estado de concentración necesitaremos de un “juego mental”. Jugando un “juego dentro del juego” que nos lleve a un bajo score es una buena forma de enfocarnos. Por lo tanto, nuestro “juego mental” para el día puede ser el ver cuántas veces podemos fallar los greens y hacer par a pesar de eso. O contar cuántos fairways o greens podemos acertar, o cuántos pares podemos lograr en los pares 3… Siempre mantengamos una actitud positiva en los “juegos mentales” y felicitémonos cuando logremos lo que nos hemos propuesto. Mantengamos siempre el reto de nuestro juego a través de la vuelta, a pesar de los scores individuales en cada hoyo.

¿Cómo podemos reducir o eliminar las emociones auto destructivas, las que hacen el golf menos disfrutable?… El golf es un juego retador en el cual no importa cuán bien juguemos siempre encontraremos frustración en los momentos en que estamos tratando de repetir nuestro mejor desempeño. Una vez peguemos ese tiro perfecto el cual nos dé un maravilloso sentido de satisfacción, sabremos que tenemos la habilidad para hacerlo otra vez… Cuando no somos capaces de repetirlo una vez tras otra, una duda sobre nuestra capacidad aparece, y nuestra mente comienza a hacer tres cosas…

  • Juzga nuestro desempeño contra el criterio de perfección
  • Comienza a analizar nuestro swing y a darnos instrucciones de cómo corregirlo
  • Las emociones, como miedo a fallar, a hacer el ridículo, etc., son producidas por estos pensamientos

El golf es un juego en donde se juega con los errores. Aprendamos de nuestros errores. Perdonémonos por no ser perfectos. Olvidemos el golpe fallado, enfoquémonos en mantenernos en el presente respirando profundamente para relajarnos y luego pensando positivamente acerca del tiro de recuperación.

¿Cómo podemos eliminar el miedo en los putts cortos?… Hacer swing con el putter es una de las tareas más simples en todos los deportes. Pero esto se convierte en una tarea más difícil cuando nos encontramos ansiosos de meter la pelota dentro de un hoyo de 10,8 centímetros de diámetro, y nos damos cuenta que el fallar o embocar un golpe significará más o menos en nuestra tarjeta… El practicar putting hacia un tee o una moneda nos hará parecer después que el hoyo normal es más grande de lo que realmente es. Muchos putts cortos son fallados debido a la tensión, la cual causa una desaceleración del putter. Mantenernos quietos y enfocados en un punto en particular de la pelota, sostener el putter de forma relajada y estar convencidos que embocaremos nos dará la confianza necesaria para embocar los putts cortos.

¿Cómo podemos mejorar nuestra actitud hacia el golf, disfrutando plenamente del juego?… ¿Por qué jugamos golf? ¿Es por ejercicio, por la competencia, por socializar o por el score? Nuestra premisa debe ser que el golf es un juego que jugamos por diversión. Si hacemos algo que nos gusta hacer, usualmente lo haremos bien. Cuando hacemos algo bien, estamos relajados y lo pasamos bien… Cuando no estamos a la altura de nuestras expectativas el juego ya no es divertido, tratamos de controlar el resultado y se convierte en trabajo.

Dejemos a un lado nuestras expectativas acerca de lo que debemos hacer y disfrutemos cada tiro como un reto singular, como si fuera el más importante del día. No forcemos un resultado, concentrémonos en jugar el tiro que tenemos por delante, uno a la vez, y disfrutaremos más.

¿Por qué el golf es llamado un juego mental?… En muchos deportes, el cuerpo es entrenado para reaccionar a diferentes situaciones debido a que no hay tiempo de parar, ponderar opciones y tomar una decisión. En el golf, la pelota espera por el golfista. El tiempo real de swing para una vuelta de 4 horas es solamente unos minutos, lo que deja más de 3 horas y media de tiempo para pensar entre golpes.

Aquellos golfistas quienes entrenan sus cerebros para producir los tiros que ellos desean, son los únicos quienes usan herramientas mentales tales como relajación, auto estimulación positiva, paciencia, una consistente rutina antes de cada tiro, confianza, jugando un tiro a la vez, no auto juzgándose, sin expectativas irreales, manteniéndose en el presente, dando a cada tiro igual importancia, concentrando su foco sólo en el objetivo, y visualizando su ritmo y su tempo.

Cuando un golfista está en el estado correcto de la mente, puede producir su desempeño óptimo durante toda la vuelta. Esto significa dejar ir todos los pensamientos irrelevantes y enfocarse en crear el tiro que desea. Cuando el cerebro y el cuerpo están en armonía antes del swing, actúan como un todo y el swing ocurre sin un esfuerzo o pensamiento consciente… Esto se llama “jugando en la zona”.

¿Cómo podemos aprender a parar de quejarnos acerca de los malos golpes?… El golf puede ser frustrante, debido a que siempre fallamos tiros, no importa lo que hagamos. Cuando uno falla su primer golpe, debe liberar los pensamientos y las emociones resultantes, tomando un par de respiraciones profundas para relajar el cuerpo y la mente. Luego, sobre escribamos el pensamiento del golpe fallido haciendo un swing de práctica hasta que restablezcamos nuestro tempo de swing deseado.

Para volver a enfocarnos en el próximo tiro, tomemos tiempo para…

  • Estar absolutamente seguros acerca del palo y tiro a jugar
  • Preparar la mente visualizando el tiro
  • Usar nuestra rutina pre golpe para conectar con el objetivo

¿Cómo podemos mantener una buena vuelta?… Es importante mantenernos en el presente y continuar haciendo lo que estamos haciendo para conseguir una buena vuelta. No nos presionemos y tratemos de alcanzar más. Pensando acerca de cuán bien estamos jugando o teniendo expectativas respecto de nuestro score, podemos convertir rápidamente una buena vuelta en un desastre. Para reforzar el pensamiento positivo, mantengamos nuestra auto estimulación positiva, de la misma forma en que un buen caddie nos hablaría. No dudemos de nuestras habilidades y capacidades, aceptemos nuestros errores y concentrémonos en recuperarnos con el próximo tiro… Simplemente mantengámonos en el presente, jugando un tiro a la vez, y confiemos en que podemos continuar jugando bien.

¿Cómo podemos golpear la pelota tan bien en el driving range, tener confianza, y luego fallar en el campo de golf?… La ansiedad frente al desempeño comienza en el primer tee, cuando cada tiro cuenta. La ansiedad causa tensión en los músculos, lo cual produce tiros fuera de línea… Para estar confiados y jugar nuestro mejor golf, tenemos que estar relajados y confiar en nuestro swing.

Toma mucho tiempo de práctica para poder confiar en la mecánica de nuestro swing, por lo que debemos centrar más del 50% de nuestro tiempo de práctica pegando pelotas sin pensar en cómo hacerlo. Peguemos bolas con los ojos cerrados, para experimentar confianza en nuestra mecánica de swing. Asimismo, practiquemos nuestra forma de jugar. Practiquemos usando nuestra rutina pre golpe con todos los golpes, hasta que se convierta en un hábito… Si nuestra rutina de práctica y nuestra rutina en el campo son las mismas, los resultados serán los mismos.

¿Cómo prevenir ser influenciados por el swing de otra gente?… Los aprendices visuales son gente que aprenden a modelar el swing de golf principalmente viendo a otros. La información que ellos necesitan es enviada a sus cerebros a través de sus ojos. Si nosotros somos primariamente visuales, el ver a otra persona haciendo swing pondrá una impresión visual en nuestra memoria. Por ende, si ese no es el swing que deseamos modelar, no veamos a nuestros compañeros de juego… Para evitarlo, veamos adelante, adonde va la pelota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s