EL MOMENTO DE LA VERDAD…

impacto

Es sorprendente que la mayoría de personas tengan una idea muy equivocada de la parte más importante del swing,… el área del impacto, en la que el palo va de la altura de la cintura en el down swing a la altura de la cintura en el follow through. Es importante que quede claro que comprender el impacto es esencial para mejorar un swing. Si la imagen mental de cómo debe trabajar el palo durante la zona de impacto es incorrecta o, incluso, si es imprecisa, todos los cambios que se estén intentando hacer en otras partes del swing son cambiar por cambiar, ya que es muy difícil que esos cambios vayan a afectar a la forma en que se golpea la pelota.

El golf es un juego muy objetivo, a la pelota no le importa quien la golpea. Si las condiciones del impacto son correctas, la pelota volará como se pretende. Una persona puede tener una limitación a la hora de generar velocidad en la cabeza del palo, pero no existe limitación alguna que afecte a la calidad del impacto con la bola.

Veamos si somos capaces de mejorar esa imagen del impacto…

Existen tres condiciones básicas o lies en las que se puede encontrar una pelota en un campo de gol: en el suelo, en un tee y en la arena. Cuando damos un golpe de salida desde un tee, obviamente no queremos golpear el suelo. Cuando la pelota está en el bunker la mayoría de nosotros ya sabemos que se debe golpear debajo de la misma. Pero cuando la pelota está en el suelo, ¿cuándo toca el palo el suelo por primera vez?…

Es posible que nunca antes lo hayamos pensado, así que coloquémonos para dar un golpe y observemos donde descansa el palo en el suelo. Detrás de la bola, ¿no? Ahora hagamos un swing mentalmente y congelemos la imagen de la cabeza del palo en el impacto. ¿Dónde aterriza el palo en el suelo? Si pensamos como la inmensa mayoría de los golfistas imaginaremos el borde inferior de la cara del palo golpeando el suelo en el mismo punto exacto en el que se encontraba en el address, detrás de la pelota. Ahora hagámonos una pregunta… ¿cómo hago que la pelota vuele?… La respuesta podría ser: muevo el palo por debajo de la pelota y lo levanto. Con ese pensamiento, hagámonos otra pregunta… ¿cómo hago que la bola salga recta?

Si estuviéramos practicando, pongamos un palo en el suelo, coloquémonos como si la bola estuviera en medio y encima de la vara, utilizando la vara como línea del objetivo, y te veamos cómo se acerca la cabeza del palo al impacto y cómo se mueve después del impacto… Recordemos que ese es nuestro concepto del paso del palo a través de la pelota, no lo que hemos oído o leído sobre cómo debería ser.

Bien, la mayoría de golfistas ven e intentan mover el palo en una línea recta de entre 15 y 60 centímetros antes del impacto. Después, cuando muestran cómo el palo se mueve tras del impacto, mueven la cabeza del palo a través de la línea del objetivo, como mínimo, la misma distancia que antes. Entonces, ¿qué hace la cara del palo durante todo este tiempo? La respuesta es una cara del palo cuadrada con el objetivo mucho antes y después del impacto.

A modo de resumen, el concepto del impacto que manejamos la mayoría de los golfistas es algo como esto… La cabeza del palo se mueve por la línea del objetivo 30 centímetros antes de la pelota y aterriza justo detrás y debajo de la bola, golpeando hacia arriba para hacer que ésta se eleve. Entonces, la cara del palo permanece cuadrada durante al menos 30 centímetros antes y después de la pelota, antes de cerrarse y comenzar a girar alrededor del cuerpo.

Con esto puede parecer que hemos resuelto el problema de cómo poner una pelota en el aire de una forma lógica -pegar por debajo y levantar-, y de cómo hacer que la pelota vaya recta, moviendo la cabeza del palo recta hacia y a través de la bola con la cara cuadrada… Por desgracia, la lógica en este caso nos ha conducido a una impresión totalmente errónea del impacto con la pelota.

Veamos si podemos obtener una versión mejor…

Antes que nada, coloquémonos para un golpe y levantemos el palo unos 30 centímetros por encima de la pelota. Hagamos unos swings completos sin pensar en golpear la pelota. Probemos cerrar los ojos y a hacer unos cuantos swings más… Describamos la trayectoria por la que ha viajado la cabeza del palo. ¿Era un cuadrado? Por supuesto que no. ¿Era un círculo? Sin duda… Ahora volvamos a colocar la cabeza del palo encima de la vara que tenemos en el suelo, a modo de línea del objetivo, y movámosla despacio haciendo un círculo… ¿Cuántos puntos de la línea del objetivo toca el círculo? La repuesta es uno. Ese punto es el punto del impacto.

La cabeza del palo se mueve hacia la bola en un arco, no en una línea recta, por lo tanto, no puede trazar una línea recta antes del impacto. Esto es lo que muchos describen mal, como “pegar desde dentro”, cuando en realidad es simplemente pegar a través del plano o en una circunferencia.

Dado que una circunferencia no puede ajustarse a una línea recta en movimiento, damos por descontado que el movimiento a través de la circunferencia seguirá después del impacto, lo cual implica que no se puede mover la cabeza del palo por la línea del objetivo después del impacto, sino que inmediatamente debe salirse de la línea del objetivo hacia la izquierda, alrededor del cuerpo. Al mismo tiempo, la cara del palo, que se ha abierto constantemente durante el back swing, se cierra constantemente mientras se acerca al impacto y después del mismo, como hace una puerta. Sólo mediante una manipulación consciente de la cara del palo se mantendría cuadrada antes y después del impacto. De hecho, si volvemos a levantar el palo e intentamos hacer un swing que se mueva en una línea recta antes y después del impacto, y mantener la cara del palo cuadrada, tendremos problemas para lograrlo… Simplemente no podremos conseguirlo, no se puede hacer esa clase de movimiento… El esfuerzo por mover la cabeza del palo en una línea recta hace que se salga del plano prematuramente y asegura un impacto descentrado. Añadamos a esto el intento por mantener la cara del palo cuadrada después del impacto y tendremos la receta para todo tipo de fallas en el swing, entre ellos el tan temido early release, no mantener el ángulo de retención del palo en el inicio de la bajada), y la deceleración a través del impacto; con lo que pegaremos pelotas demasiado altas, daremos golpes pesados, pegándole al suelo antes que a la bola; topazos; etc.

Casi cualquier falla en nuestro swing dice relación con una idea imprecisa de la trayectoria del palo a través de la zona del impacto.

Volvamos a la pregunta de dónde impacta la cabeza del palo con el suelo por primera vez. ¿Cómo golpea el palo la pelota? ¿Es posible que fuese hacia arriba?… La respuesta es no, el golpe tiene que ir hacia abajo. La cabeza del palo desciende conforme se acerca a la pelota y el borde inferior golpea primero la bola y luego el suelo, pasados dos tercios aproximadamente de la pelota.

Golpear la pelota con un ángulo descendente cuando esta reposa en el suelo, es la única forma de pegar sólido a la bola desde cualquier lie y es especialmente de ayuda alrededor del green para chips y pitchs.

impacto 2

Para resumir, cuando nos ocupamos de la parte del swing que va de la altura de la cadera en el down swing a la altura de la cadera en el follow through, debemos recordar estos elementos básicos…

  • La cabeza del palo se aproxima a la pelota desde el interior en un arco y sólo alcanza la línea del objetivo una vez
  • La cabeza del palo se mueve después del impacto continuando el arco, trabajando inmediatamente hacia el interior y alrededor del cuerpo
  • La cara del palo se cierra constantemente a través del impacto. Está abierta hasta el momento mismo del impacto y luego se cierra inmediatamente
  • La cara del palo nunca permanece cuadrada después del impacto a menos que se intente pegar intencionadamente un golpe cortado
  • La cabeza del palo se aproxima a la pelota en un ángulo descendente siempre que se la golpee en el suelo, impactando primero la pelota y luego el suelo. El borde inferior de la cara del palo golpea el suelo una vez pasados aproximadamente dos tercios de la bola, con el punto más profundo del arco entre 8 y 10 centímetros después del impacto

Intentemos pensar de esta manera la próxima vez que estemos en el campo de prácticas… Nos será muy útil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s