EL BLADE SHOT…

Un golpe comodín para mejorar nuestro juego corto…

blade shot

Probemos algo nuevo… Seguro más de alguna vez nos ha quedado la pelota en el límite del ante-green, apoyada contra el green, pero con pasto alto inmediatamente detrás, lo que nos dificulta el uso del putter… Cuando nos vamos acercando a la pelota, vemos que la tenemos en el green y que podemos salvar el par haciendo approach y putt… Pero desde es lie jugar un approach para dejar la pelota cerca del hoyo se complica.

Un buen consejo es tomar una madera o un híbrido, en vez de hacer el típico golpe con el putt o con algún hierro, porque lo que nos puede pasar es que se nos enganche el palo con la hierba y no avancemos la pelota los metros que nos gustaría.

Tomemos la madera un poco más corta y coloquémonos para que la bola nos quede en el interior del pie derecho y el peso en la pierna izquierda. Por defecto ya estaremos con las manos y el pecho adelantados, en un stance parecido al de un chip.

Cuando ya estemos colocados, haremos un swing suave pero continuo y sin acción de las muñecas.

Cuando probemos este tipo de golpe veremos que la pelota saldrá con más fuerza, a diferencia de los chips, por lo tanto el aconsejo es que lo practiquemos antes de salir al campo para consolidar un ritmo adecuado.

Por otro lado, si no tenemos ninguna madera en la bolsa, o no confiamos en el golpe con éstas, podríamos jugar un sand wedge. Lo que haremos en este caso será abrir la cara del palo lo máximo posible (como si estuviéramos en el bunker), y colocar nuestro stance un poco a la izquierda, respecto a cómo nos queda orientada la cara del palo. Una vez colocados hagamos el mismo movimiento que con el putt.

En el golf muchos golpes pueden ser difíciles, pero no imposibles, y si además creemos que podemos convertir un golpe difícil en uno fácil, el golf se vuelve más sencillo.

Recordemos, muchas veces no intentamos hacer algo porque lo vemos difícil, pero en realidad es difícil porque no lo intentamos hacer… Seamos más fuertes que nuestra propia mente, porque en realidad somos nosotros los que mandamos.

El golf lo podemos convertir en un deporte mucho más fácil… Cada golpe depende de nosotros, por lo tanto, confiemos en nuestro swing, en nuestra rutina, pero sobretodo en nosotros mismos, y veremos que si nuestra confianza está en un nivel elevado, nos sentiremos más seguros para hacer un buen golpe.

¿Qué es lo único que necesitamos? Creer en cada golpe… Así, el golpe podrá salir bien, o no tan bien, pero lo importante es que afrontemos cada golpe con la máxima confianza posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s