EL PUTT… UN GOLPE VITAL…

putter

Nos encontramos en el green… Llega la hora de decidir, de concretar, de materializar en el menor número de golpes posibles el objetivo de embocar la pelota en el hoyo. De nada sirve haberlo hecho muy bien desde el tee de salida si llegado este momento crítico nos confundimos y acumulamos golpes innecesarios en la tarjeta.

Para realizar este golpe es cierto que no se requiere tanta coordinación como en otros pero, a cambio, exige máxima concentración. Es fundamental, antes de golpear, tener una disposición optimista, afrontarlo sin ningún tipo de temor. Vital, asimismo, es leer correctamente la caída del green para no jugar trayectorias erróneas.

El grip del putter es una de las cosas más personales que existen en golf. Pero n el grip tradicional es aconsejable que el dedo índice de la mano izquierda esté colocado por encima de los otros dedos para mantener lo más posible la línea de putt e impedir el juego de muñecas, otro de los errores más comunes a la hora de ejecutar este golpe.

Manteniendo los brazos relajados, lo que es imprescindible en este golpe, debemos inclinar el tronco hacia delante, hasta situar los ojos justo encima de la pelota, de manera que la posición de ésta, ligerísimamente descentrada con respecto a nuestros pies, coincida aproximadamente con nuestro ojo izquierdo.

Y nada de mover las caderas. Sólo deben bascular brazos y hombros de manera acompasada independientemente de la cintura, la que permanece fija.

La cantidad de swing depende obviamente de la distancia a la que se encuentre el hoyo, pero siempre ha de ser acompasado, sin brusquedad alguna. Asimismo, el back swing debe ser igual al swing empleado, evitando de esta forma desaceleraciones contraproducentes en la ejecución del golpe.

Antes de ejecutar el golpe hay que mirar siempre la pelota, pero previamente es conveniente chequear con la mirada el objetivo. Es bueno tener una referencia, una hierba, un punto determinado, etc., pero que nunca se encuentre delante del hoyo, porque en ese caso existen grandes probabilidades de que nos quedemos cortos… Tras el chequeo, la mirada debe volver a la pelota.

El swing, en cualquier caso, no es completamente recto, siguiendo estrictamente la línea de putt, sino ligeramente en curva, hacia el interior de esa teórica línea. Esto por la sencilla razón de que la pelota se encuentra delante de nosotros, no sobre la vertical de nuestro cuerpo, por lo que es preciso realizar la subida del palo ligeramente hacia adentro para que la pelota salga recta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s