GOLF TIPS…

GOLF TIPS

Para el jugador aficionado la referencia constante a los fundamentos básicos mejorará su forma de golpear la pelota, su consistencia y su nivel de disfrute del juego…

En la cancha de práctica…

Cuando estemos pegando pelotas en el driving range, calmémonos… No peguemos cien pelotas en 10 minutos. Tomémonos nuestro tiempo… Acostumbrémonos a hacer nuestra rutina pre golpe y mantengamos el mismo ritmo que usaríamos en el campo de golf. Si nos apresuramos cuando estamos practicando, estaremos practicando un swing que nunca haremos en la cancha.

Grip…

El palo debe tomarse más con los dedos que con la palma de la mano… Al tomar el palo con la palma puede que tengamos una sensación de más seguridad, pero lo que realmente estamos provocando es que haya más tensión y que, por ende, se reduzca la movilidad de la muñeca.

Stance…

Una posición buena es señal de un buen swing. Cuando movemos el palo realizamos un movimiento atlético, por ello es vital que estemos en una posición atlética, listos para girar el palo… Coloquémonos con los pies separados a la anchura de nuestros hombros. Nos doblamos ligeramente por la cadera, manteniendo la espalda recta y dejando que nuestras caderas sobresalgan un poco. Permitamos que los brazos cuelguen, relajados y no permitamos que la barbilla toque nuestro pecho… Miremos la pelota tanto tiempo como nos sea posible. Permitamos que nuestro lado derecho (el izquierdo para los zurdos) esté por debajo del izquierdo y mantengamos el peso equilibrado entre ambas piernas y ligeramente hacia la parte delantera de ambos pies.

Ahora doblemos las rodillas ligeramente. Esto es importante. Asegurémonos que cuando doblamos las rodillas seguimos con las caderas hacia atrás… Evitemos una posición sentada que hace difícil cambiar el peso correctamente.

Una buena posición es lo más efectivo para realizar un swing eficaz. Practiquemos la posición delante de un espejo y memoricémosla.

El swing…

Poner tensión en nuestro swing puede provocar que perdamos distancia y precisión… Aplicando ciertos fundamentos correctamente, se evita la tensión. Y ciertas características del swing que pueden resultarnos familiares causan tensión…

Por ejemplo, mantener el brazo izquierdo rígido. ¿Qué propósito puede haber en eso? Ninguno, solo sirve para generar tensión. No hay razones ni de confort ni de ningún otro tipo para tener un brazo rígido.

Fundamentalmente disminuiremos el nivel de tensión con un buen grip. Un grip sin tensión se logra haciendo lo siguiente:… tomando el grip con los dedos de ambas manos. Con la mano más baja empezamos el grip con el centro de los dedos, evitando la palma en el agarre. Además, ponemos el dedo gordo de la mano de arriba fuera del centro de la vara, en la parte más alejada del objetivo, y el dedo gordo de la otra mano igual pero poniéndolo por la zona más cercana al objetivo… Los dedos gordos tienen muchos nervios en la punta. Si los ponemos directamente en el centro de la vara, activamos esos nervios, los brazos se ponen rígidos y creamos tensión.

Fundamentalmente lo que estamos tratando de lograr es un grip suave. Durante el swing debemos evitar cualquier movimiento que cause tensión.

Trasladar el peso…

Para saber qué es lo que se siente en el back swing tomemos un palo y pongámoslo en nuestro pecho. Ahora giremos hacia la derecha (a la izquierda si se es zurdo) hasta que el palo esté paralelo a nuestro pie derecho… Eso es lo que se siente con un cambio de peso correcto.

En el back swing debemos trasladar nuestro peso hacia el lado derecho pero sin desplazar el cuerpo. Para saber cuánto debemos movernos tenemos que practicar la rotación de nuestros hombros y nuestra cadera, así desplazamos nuestro peso, pero sin que el cuerpo se desplace por fuera del pie derecho… Esta es la parte importante que debemos practicar, y que nos proporcionará un swing con un giro completo y sin perder nuestro centro de equilibrio.

Cuadrar la cara del palo…

Si tenemos problemas para cuadrar la cara del palo podemos probar el siguiente ejercicio… Apuntemos con el dedo índice de la mano que no lleva guante hacia abajo justo pegado a la vara del palo. En el back swing apuntemos con el dedo hacia atrás y hacia delante el follow through, manteniendo el dedo índice pegado al grip del palo.

Este ejercicio nos ayuda para que las manos estén cuadradas en el momento del impacto.

Un swing muy rápido…

Cuando queremos pegarle muy fuerte a la pelota, la tendencia normal es mover los brazos muy rápido. También hay personas que por naturaleza tienen un swing rápido.

Cuando llegamos a jugar muy bien y tenemos mucho control, un swing rápido puede ser bueno, pero esto no sucede en el periodo de iniciación.

Un swing rápido provoca que el cambio de dirección del back swing al down swing sea muy violento. Este cambio violento provoca que el palo se salga del plano en el down swing, y esto hace que desde el punto más alto de nuestro swing estemos lanzando un slice… Además soltaremos muy pronto las muñecas con lo que perderemos fuerza.

¿Que qué es lo que hay que hacer?… No hacer un swing descontrolado en el que buscamos fuerza desde arriba. Debemos iniciar el down swing suavemente y después acelerar gradualmente.

Conseguir velocidad en la cabeza del palo…

Los dos factores principales para alcanzar la máxima distancia son…

  • Pegar a la pelota con el punto dulce del palo
  • Hacerlo al máximo de velocidad

Si tratamos de alcanzar la máxima velocidad en la cabeza del palo solo moviéndolo con los brazos lo más rápido posible, será muy difícil que golpeemos la pelota con el punto dulce. La forma correcta de conseguir más velocidad es ensanchar el arco de giro, lo que se logra haciendo un giro completo de los hombros (90 grados).

No frenemos el swing…

Muchos jugadores tienden a detenerse en el follow through, en vez de continuar el movimiento a través de la pelota, dejando el peso en el pie derecho. Otros están tan ansiosos por ver hacia dónde vuela la pelota que se olvidar de terminar su swing… Esto limita la cantidad de fuerza que se puede generar en el swing y dificulta el control de la dirección.

Además, detener el swing provoca muchas tensiones en la espalda y puede acabar provocando una lesión.

Se debe terminar completamente el swing de forma que al acabarlo estemos con la hebilla del cinturón, el pecho y los ojos mirando al objetivo, teniendo muy poco o nada de peso en el pie derecho.

Mantengamos las manos por delante de la pelota…

Este es un consejo básico que todos deberíamos recordar… Siempre se deben llevar las manos un poco por delante de la pelota. ¿Por qué? Porque así nos aseguramos de que golpeamos la bola mientras el palo lleva un movimiento descendente.

En todos los golpes, excepto cuando jugamos el drive desde el tee, la clave para conseguir un buen vuelo de la pelota está en golpearla hacia abajo. Tanto si se trata de un golpe de 170 yardas, como si es un approach de 70 o un chip rodado,… golpear la pelota hacia abajo nos hará tener un mejor contacto y que nuestro juego, por ende, sea mejor.

Dejemos el driver en la bolsa en los pares 5…

A no ser que podamos estar en green de dos golpes, no tiene sentido que usemos el driver.

Si tenemos ante nosotros un hoyo de más de 450 yardas, es más fácil y más lógico jugar una madera 3 desde el tee, seguida de un hierro 6 en el fairway y terminar con un hierro 9 al green… En lugar de salir con el driver, para después jugar una madera 3 en el fairway y aún así quedarnos un medio golpe con el wedge.

Esto mismo puede aplicarse a los pares cuatro… Pensemos a qué distancia de la bandera quedaremos si damos un buen golpe con el drive y quizás nos convenga usar otro palo para dejarnos un segundo golpe más cómodo.

En el green…

Cuando juguemos el putter y fallemos pasándonos del hoyo, no levantemos la cabeza para lamentarnos por nuestra mala suerte… Si en lugar de eso nos quedamos mirando qué hace la pelota una vez pasado el hoyo podremos ver la caída de nuestro putt de vuelta.

Evitemos fallar esos putters de medio metro al hoyo… La causa principal de esas fallas en putts cortos es la falta de concentración, sacando la vista de la pelota. Esto se debe a que la mayoría de los golfistas quieren ver cómo la bola cae dentro del hoyo, olvidándose de hacer el follow through de su golpe.

Para evitar este problema, pongamos una moneda sobre el green, a unos 50 centímetros del hoyo. Pongamos la pelota encima de la moneda y preparémonos para jugar el putt como haríamos normalmente. Pero en lugar de mirar cómo va la pelota al hoyo, fijemos la vista en la moneda todo el tiempo. Mantengamos los ojos fijos en la moneda durante el follow through.

Un truco… Putts con una mano…

Este es un ejercicio que podemos practicar incluso en nuestra casa y su propósito es evitar que doblemos las muñecas durante el golpe de putter, y conseguir un buen follow through, con la cara del putter apuntando al objetivo.

Nos preparamos para un putt de 50 centímetros. Tomamos el putter solo con la mano derecha, con la palma de la mano mirando al objetivo, y mientras jugamos mantenemos la posición de las muñecas en el follow through, manteniendo esa posición durante tres segundos… Repitamos el ejercicio varias veces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s