UN CHIP AND RUN FÁCIL…

chip and run

Uno de los problemas más comunes en el golf amateur es que no conocemos o no valoramos bien nuestras verdaderas opciones de éxito en algunos de nuestros golpes… Un claro ejemplo son los golpes alrededor del green, en donde muchas veces optamos por un wedge de 56 o hasta el 60 grados, cuando el golpe en el que deberíamos confiar en un buen número de los casos es un chip and run… Ese en el que la pelota rebota a principio del green y rueda hasta la bandera.

Olvidémonos de esos golpes por aire en la mayoría de los casos, y dejemos que la pelota vaya a ras de suelo, veremos cómo nuestra tarjeta lo agradece.

Tratemos de jugar siempre este tipo de golpes, que son más seguros, pero con el grip y el golpeo del putter, lo que resulta bastante simple y eficaz, sobre todo cuando tenemos una bandera corta y un sand wegde en las manos. La sensación de control y seguridad nos llamará la atención, ya que evitaremos el temido filazo.

Siempre es bueno tener el mayor número de recursos disponibles para poder desarrollar un golpe y esta manera de realizar el chip and run, es muy práctica, y con ella se puede repetir una y otra vez el mismo tipo de swing,… el que realizamos con el putter. Sólo hace falta calibrar la distancia, cosa que lograremos pasando un buen rato practicando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s