STACK AND TILT…

stack and tilt

El stack and tilt, método creado por Mike Bennett y Andy Plummer, no es ningún método revolucionario, sino que es una descripción muy ajustada a la realidad de lo que sucede o debe suceder en un swing de golf donde de verdad importa:… a través del impacto…. Así es, cómo se le debería pegar de la forma más eficiente y repetitiva posible a una pelota de golf.

Ahora bien, qué se entiende por un impacto eficiente y repetitivo… Lo más importante es, y esto no es una opinión, hacer un buen contacto con la pelota el mayor número de veces posible y, como la pelota reposa en el suelo y no hay espacio por debajo de la misma (excepto en los golpes de salida), es imprescindible asegurarnos de hacer contacto primero con la bola y luego con el suelo.

Además de intentar asegurar un contacto pelota-piso, el stack and tilt busca un patrón de pelota determinado que ofrezca una combinación óptima de distancia y control. El objetivo es lo que se denomina push-draw:… una bola que sale ligeramente por la derecha del objetivo y gira hacia la izquierda hasta volver al objetivo.

Para conseguir este tipo de tiros, son necesarios dos elementos: una cara del palo ligeramente abierta con respecto al objetivo y un impacto que sea más hacia la derecha que la recta perpendicular a la cara del palo.

A partir de aquí, hay una serie de claves a lo largo de todo el movimiento, que están presentes en mayor o menor medida en muchos swings de grandes jugadores, claves que posibilitan un buen impacto y un buen control de pelota…

Peso adelantado…

En el stack and tilt se debe colocar el peso adelantado en el stance, con una distribución aproximada de un 55% en la parte izquierda y un 45% en la parte derecha. En el tope del back swing esa distribución debe ser incluso más favorable al lado izquierdo, cercana a un 60% – 40%, para alcanzar el impacto con una distribución cercana al 90% sobre la izquierda y 10% en la derecha.

Es decir, se empieza ligeramente en el lado izquierdo para moverse a través del swing siempre más hacia la izquierda. Con esto nos aseguramos de mover tanto el centro de gravedad como el centro del arco por delante de la pelota.

Hombro abajo…

Para evitar que el centro de giro se desplace hacia la derecha en la subida, con el consecuente desplazamiento de masa en esa dirección, es necesario que los hombros giren en un plano más vertical. En este se aconseja que el primer movimiento del hombro izquierdo en el comienzo del swing sea hacia abajo pasando bajo nuestra barbilla… Esto permite que el palo y las manos orbiten alrededor del cuerpo en un círculo y que el lado izquierdo se pueda acercar al objetivo en el movimiento de pivote.

Manos hacia adentro…

El swing de golf es un arco realizado en un plano inclinado, no una línea recta. El palo en la mitad de la subida debe pasar por la mitad aproximada del bíceps derecho, según el patrón de stack and tilt.

Pierna recta…

La flexión de la rodilla derecha debe cambiar a lo largo del swing, sobre todo de la subida… Si hay una distancia determinada entre la cadera y el tobillo, y la rodilla tiene una flexión dada, en la subida la cadera rota y se aleja del tobillo, por lo que la flexión de la rodilla es imposible que no cambie.

Para mantener los ángulos es imprescindible que mientras la rodilla derecha se retrae en la subida, la izquierda aumente su flexión. En la bajada las rodillas vuelven a su posición original para que, inmediatamente después del impacto, la pierna izquierda se estire hacia el finish.

Brazos rectos…

Para el stack and tilt es importante que sobre todo el brazo izquierdo esté estirado en el momento del impacto y controlar el momento en el que el brazo debe dejar de estarlo para ayudar en el contacto con la pelota.

Meter caderas…

Meter las caderas o, lo que es lo mismo, extender la espina dorsal es un elemento que los creadores de stack and tilt identifican en todos los grandes swings de la historia. El consejo es que el nivel al que se encuentra la hebilla del cinturón en el finish sea más alto que en el stance y que las caderas se sitúen bajo el torso.

Si probamos estos conceptos y los aplicamos en nuestra práctica, nos sorprenderá la solidez con la que empezaremos a pagarle a la pelota, una y otra vez, evitando errores gruesos en nuestros tiros.

Nuestra manera de jugar al golf cambiará… Nuestro swing se convertirá en un swing mucho más sencillo. Puede que perdamos un poco de distancia, pero ganaremos precisión y control. Asimismo, mejoraremos nuestra visualización de los golpes, con un ligero draw como vuelo natural de pelota.

Todo lo anterior se traduce en una mayor tranquilidad jugando, en muchos menos pensamientos y en confianza.  Además, cuando las cosas no nos salgan bien, tendremos claros los principios básicos a los que volver para reencontrarnos con nuestro swing y nuestro vuelo de pelota.

Hagamos la prueba, pidámosle a nuestro profesor practicar esta técnica y veremos reflejados los resultados en nuestro juego, así como en nuestra tarjeta…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s