EL GOLF…

El golf nos plantea desafíos excelentes, tanto física como mentalmente, y también es una actividad social estupenda…

golf

Así, poner golf y peligro en la misma frase puede parecer absurdo, pero las lesiones son posibles y, de hecho, ocurren. Las pelotas y los palos de golf son objetos muy duros que pueden hacer un daño considerable cuando golpean a alguien, y los golfistas tienen que ser conscientes de todos los peligros que suponen desde los rayos de tormenta hasta la sobrecarga por movimientos repetitivos.

Para aprender a mantenernos seguros en el campo de golf, sigue los sigamos consejos.

¿Por qué es importante la seguridad en el golf?…

En comparación con otros deportes, el golf es bastante seguro, pero siempre existe la posibilidad de sufrir lesiones provocadas por sobrecargas. El movimiento del swing supone un esfuerzo tremendo para la espalda y las articulaciones, sobre todo si tendemos a golpear con demasiada fuerza o nuestra técnica no es la más adecuada. El dolor de espalda, la tendinitis de codo y el dolor de hombros, rodillas, manos y muñecas son lesiones habituales en el golf.

Pueden producirse lesiones menos frecuentes pero más graves cuando alguien recibe el golpe de una pelota o de un palo de golf. Aunque es algo bastante excepcional, incluso han muerto personas por el impacto de una bola de golf.

Afortunadamente, las lesiones más traumáticas se pueden evitar teniendo sentido común y siguiendo las normas.

Antes de salir al campo…

Antes de jugar a golf, hagamos siempre elongación. Realicemos torsiones de tronco y otros estiramientos para desentumecer la musculatura de la espalda, y asegurémonos de estirar los músculos de las piernas, y los tendones de codos y muñecas.

También es conveniente llegar al campo con tiempo de antelación para calentar in situ y así poder practicar el swing antes de jugar. Empecemos con wedges, que requieren un swing más corto, y pasemos de forma gradual a los hierros largos y las maderas, que exigen un swing completo. Esto no solo nos ayudará a jugar mejor sino que también contribuirá en gran medida a prevenir lesiones.

Si vamos a jugar en un día soleado, pongámonos mucho protector solar en todas las partes del cuerpo que vayamos a exponer al sol y llevemos un sombrero de ala ancha para protegernos los ojos y la cara. Un típico recorrido de golf tarda más de cuatro horas en completarse. Estaremos al sol todo ese tiempo. Las quemaduras solares no son nada divertidas, ni tampoco lo es la deshidratación, otro problema con el que nos podemos encontrar en los días calurosos. Asegurémonos de beber abundante líquido antes, durante y después del partido.

En el campo…

Seamos conscientes de lo que nos rodea y estemos pendientes de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Debería resultarnos fácil saber dónde están los jugadores de nuestro grupo, pero también debemos fijarnos en dónde están los demás grupos.

Siempre que tengamos un palo de golf en las manos y nos estemos preparando para golpear la pelota, asegurémonos de que los demás que van con nosotros se hallan a una distancia prudencial. Independientemente de que estemos practicando el swing o golpeando la pelota, nunca utilicemos un palo de golf cuando haya otra persona cerca de nosotros.

Cuando otros jugadores de nuestro grupo estén haciendo o practicando el swing mantengámonos  bien lejos de ellos para no exponernos. Y no nos quedemos nunca en un sitio donde podríamos recibir el impacto de una pelota de otro golfista de nuestro grupo.

Cuando nos toque golpear la pelota, asegurémonos de que no hay ningún golfista delante de la trayectoria de la pelota. Antes de golpear, esperemos hasta estar seguros de que los demás golfistas están fuera de nuestro alcance.

¿Qué es “Fore”?…

A veces, pese a todas las precauciones, golpearemos alguna pelota en la dirección de otros golfistas. En casos como este, gritemos “Fore” lo más alto posible. Esto indicará a otros golfistas que una bola va hacia ellos y deberían ponerse a cubierto.

Si, mientras jugamos, escuchamos que alguien grita “Fore”, cubrámonos detrás de algo y tapémonos la cabeza y la cara con las manos.

Otras recomendaciones…

Seamos educados. Esperemos nuestro turno para jugar y no hablemos mientras otros juegan.

No alcancemos a otros grupos. Si el grupo que va delante del nuestro está jugando muy lento, tener que esperar puede resultar bastante frustrante. No obstante, no cedamos a la tentación de jugar para apurarlos. En vez de eso, respiremos hondo y hagamos unos cuantos swings de práctica.

Tener sentido común y un poco de previsión es parte importante del golf.

Anuncios

2 comments

  1. Estoy en la estacion de king cross, Londres, camino a St Andrews, ademas de mirar el torneo mas importante del mundo, esto es opinable, también voy a tratar de jugar en alguno de los campos que tiene este mitico pueblo, gracias por tus consejos, me va a ser muy útiles. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s