¿QUÉ PROFESOR NECESITAMOS?…

profesor

Para partir, hagamos la diferenciación entre un profesor de golf y un entrenador. El segundo, por lo general, se preocupa por mejorar, actualizarse, asiste a cursos de acondicionamiento físico, nutrición, estudia las tecnologías aplicadas a la enseñanza del golf y métodos de enseñanza, aprendizaje y motivación.

Hecha esta distinción, veamos los distintos perfiles de profesores de golf que existen…

  • El profesor-caddie… El profesor amante de las clases de campo, de apelar a su conocimiento del campo y del juego para darnos “truquitos mágicos”. Es aquel profesor que lleva la bolsa del alumno y busca las bolas que han ido a parar al rough… Este tipo de clase/entrenamiento se suele saltar todas las leyes de un entrenamiento de calidad.
  • El profesor-amigo… Suele ser el profesor más simpático y sociable del club. No es raro verlo hablando con todo el mundo, incluso durante sus clases, bromea y hace chistes, y hasta habla por teléfono mientras da una clase. El problema es que se nos hace difícil decirle a un amigo que no queremos seguir con él,… por eso seguimos…
  • El profesor de compañía… Normalmente no se preocupa mucho por la mejora de los alumnos, de hecho piensa que los alumnos no quieren mejorar, sino pasar un rato agradable con alguien que les escucha. Son esos profesores que dicen que los profesores de golf son psicólogos.
  • El profesor niñera… Especialista en niños, pero normalmente no tiene ni el método, ni el material necesario para trabajar con ellos. Suele estar cargado de mucha paciencia (por necesidad), pero habitualmente saca su mal carácter para poner orden. Es un profesor que ofrece enseñar golf a los niños a cualquier precio y normalmente con poca diversión. Pero cubre una necesidad de esos padres que no se preocupan por el desarrollo deportivo de sus hijos, sino que lo que quieren es dejar al niño un par de horas para que juegue al golf.
  • El profesor malo… De estos hay que huir rápidamente. Son profesores que no sirven para nada de lo anterior… la niñera, el caddie, el amigo nos aportan algo, aunque no sea lo mejor, pero los malos profesores solo destruyen jugadores. ¿Cómo identificarlos? Huyamos del profesor que se vende diciendo que “eso te lo arreglo en dos clases”. Huyamos también de los profesores de golf que hacen mucho aspavientos y miran para todos lados mientras dan una clase.
  • El profesor-entrenador… Es el profesor que disfruta con lo que hace, se compromete con su mejora y con la de sus alumnos, intenta ser un ejemplo para ellos y ofrece algo más que la corrección de swing y “truquitos mágicos”. Este tipo de profesor intimida a muchos jugadores porque implica más esfuerzo y es algo más exigente que los modelos anteriores… Pero vale la pena.

De los perfiles que hemos visto no necesariamente hay buenos y malos, en definitiva el profesor depende del alumno y de lo que éste necesita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s