5 PALABRAS PROHIBIDAS EN GOLF…

prohibido

La mente inconsciente, y sus sinónimos, la mente sub-consciente, la automática o la intuitiva, es similar a una antigua grabadora de sonido… Como no tiene facultades críticas propias, acepta como verdadera la última “grabación” que le llega. Y tiende a borrar todas las grabaciones anteriores sobre el tema en cuestión.

Dado lo anterior, la concentración no es nada más que el CONTROL de la foto mental que uno está visualizando en un momento dado. Hay que recordar que la mente inconsciente, con toda su gran potencia, nos mueve a realizar lo que la mente consciente está visualizando. Si uno puede controlar la imagen mental, uno puede controlar su performance.

Nuestra imagen mental consciente está formada por las cosas que uno piensa, habla y escribe.

Esto tiene consecuencias sumamente importantes para el golfista que compite, y que, muchas veces, debe enfrentar situaciones de presión muy intensa… En consecuencia, el golfista debe tener un enorme cuidado con las palabras que utiliza, o en las que piensa, en la cancha de golf.

Hay cinco palabras, y sus equivalentes, que el golfista debe evitar o que debe utilizar con sumo cuidado, cuando está enfrentando situaciones competitivas con presión…

NO… “No le pegues a la derecha, porque hay agua”… La foto consciente es el agua y la mente inconsciente, que no tiene facultades críticas propias, no tiene la capacidad de entender lo que estamos racionalizando. Lo más probable es que hará todo el esfuerzo posible para que le peguemos hacia la derecha.

PERO… “Puedo llegar al green con un fierro 7, PERO tengo que pegarle muy fuerte”… En este caso la mente inconsciente entenderá que la mente consciente le dice que hay que pegarle muy fuerte, y lo más probable es que forcemos el tiro.

DEBERÍA… “DEBERÍA tener mucho cuidado con este putt de bajada porque es muy rápido”… Lo más probable es que esta instrucción condicional, y que “intuye” peligro, siembre desconcierto en la mente inconsciente al no ser clara. El resultado probable va a ser un putt que se pase mucho del hoyo, o que quede muy corto.

INTENTAR… “Voy a INTENTAR pasar el agua con el driver”… El solo hecho de hablar o pensar conscientemente de un “intento” en este contexto, lleva a la mente inconsciente a enviar al cuerpo señales de que hay un peligro inminente, lo que tiende a rigidizar el cuerpo y es muy probable que el swing resultante sea sin la fluidez y la soltura necesaria para cruzar el obstáculo.

¿POR QUÉ?… “¿POR QUÉ fui tan estúpido de pegar ese tiro?”… Lo más probable es que la “grabación” que va a quedar en la mente inconsciente es que “somos estúpidos para el golf”, que somos un “loser” y en los próximos tiros la mente inconsciente hará todo lo posible para cumplir esta profecía.

La conclusión es que todo lo que decimos o pensamos conscientemente en la cancha de golf es tremendamente importante, ya que resulta en una instrucción directa para nuestra poderosa mente inconsciente, la que está “grabando” todo lo que recibe sin interpretarlo, para, en seguida, hacer todo lo posible para que ocurra.

Por lo tanto, hay que ser siempre positivos, claros y optimistas en todo lo que decimos o pensamos en la cancha de golf, y evitar las palabras antes mencionadas.

Cortesía de Terence Cook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s