¿HASTA DÓNDE PRETENDO LLEGAR CON EL GOLF?…

golf

Cuando decidamos la respuesta a la pregunta planteada en el título, podremos empezar a plantearnos objetivos, retos y sobre todo a eliminar posibles lastres para disfrutar más de jugar al golf…

Congruentes con nuestra meta golfística, debemos fijarnos retos y objetivos realistas, y seguir una serie de pautas que nos ayuden a controlar los miedos y las inseguridades, y así mejorar nuestros resultados de forma consistente…

Lo importante, para poder entretenernos en el campo y, por ende, sentir que estamos jugando nuestro mejor golf, es aprender a controlar una serie de acciones que conspiran para la consecución de nuestros objetivos… Por ejemplo, conocer de los posibles peligros antes de estar metidos en ellos, y, si ya lo estamos, tener las herramientas para salir airosos; pre visualizar el juego del hoyo antes de comenzar a jugarlo, evitando sorpresas; etc. Sólo de esta forma tendremos bajo control todas las posibles variables del juego, así como mantendremos nuestra mente centrada en éste, minimizando las frustraciones y buscando siempre la mejor opción para el tiro que tenemos por delante…

Entonces, digámonoslo, creámonoslo, hagámoslo…

Sí, así de simple… Porque el golf no se basa en la calidad de nuestros golpes buenos, se basa en la calidad de nuestros golpes malos. No tenemos que pegar golpes espectaculares para que salgan bien; debemos evitar los espectacularmente malos.

Los buenos golpes engendran buenos golpes… Eso se llama confianza. Desarrollar una rutina en la que confiemos importa más que el hecho de decidir una rutina, requiere todo el trabajo necesario para convertir la rutina en parte del juego que desplegamos en el campo de golf… Todo está relacionado con ejecutar los golpes de golf con total compromiso cuando más importa, pues para jugar es necesario centrar la atención en el proceso y no en la puntuación.

El golf no es tan complicado como cree la mayoría… Basta con que desarrollemos un plan de acción, que nos comprometamos con éste, que tomemos una decisión clara y precisa, y entonces juguemos con un compromiso completo con el golpe…

Nuestra rutina no es más que una herramienta que nos proporciona un marco sólido para construir un juego de golf en que confiar… Por eso, comencemos por aprender sobre nosotros mismos, sobre nuestros miedos y fortalezas frente al juego y así entenderemos exactamente cómo funciona nuestro cuerpo cuando nuestra mente permite que el miedo y la falta de confianza interfieran en el swing…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s