LOS GOLPES QUE MÁS BUSCAMOS…

golpes

Hay jugadores que tienen una habilidad increíble para hacer un determinado tipo de golpe… Los vemos y pensamos: “Necesito hacer algo así”. Ese tipo de golpes difíciles, que parecen fáciles pueden estar a nuestro alcance… Con un poco de técnica y algo de práctica, estos golpes también pueden formar parte de nuestro juego.

A continuación cinco golpes que deberíamos llevar en nuestra bolsa…

En el tee…

Hacer un golpe alto y con draw desde el tee es el tipo de golpe que demuestra que sabemos lo que hacemos. En este golpe la física es bastante simple: Hagamos el swing a la derecha de nuestro objetivo con la cara del palo rotando cerrada durante el impacto. Para lograrlo, alejemos el pie más retrasado del objetivo unos centímetros y movamos el palo hacia el interior, cerrando el stance. Eso hará que la línea de swing vaya por la derecha.

Al hacer el swing, éste va de abajo a arriba con los brazos rotando el palo y cerrando la cara. Hagamos un swing completo y luego empecemos a bajar con la rodilla frontal desplazándose hacia el objetivo. Si dejamos que la parte inferior del cuerpo lidere el down swing, el palo bajará por el interior. Después, podemos extender los brazos hacia la pelota e impactarla.

Los hierros…

Ahora bien, hacer un golpe sólido con el driver con la pelota en el tee es una cosa y hacerlo con la bola en la hierba, es otra muy distinta. Hay que confiar en que cuando peguemos abajo contra la pelota conseguiremos un golpe puro. Retrocedamos un poco y echemos un vistazo a la posición de inicio… Los ojos pueden hacer cosas increíbles para ayudarnos a hacer un contacto sólido con la pelota. Si le estamos pegando por detrás, concentrarnos en la parte frontal de la pelota puede desplazar todo hacia el objetivo, incluyendo el punto más bajo del swing. Y de la misma manera, mirar la parte posterior de la bola puede evitar que ese desplazamiento hacia adelante termine en un filazo. Cuando se trata de los hierros, Tratemos de conseguir que la rodilla, cadera y hombro derechos se alineen con la pelota en el impacto. En el momento del impacto, la idea es sentir como si cerrase una puerta con todo el lado derecho.

Este concepto de golpear hacia abajo para hacer que la pelota suba es algo que resulta complicado para muchos jugadores. Pero es la clave de un buen juego de hierros. Aquí  un ejercicio para practicar…: Demos algunos golpes empezando con la cabeza del palo elevada a unos centímetros del suelo. Si nos situamos de esta manera, golpearemos instintivamente hacia abajo y a través de la pelota o de lo contrario, fallaremos.

El pitch…

El problema,… cuando se tiene que hacer un pequeño golpe de pitch: Nuestros instintos irán en nuestra contra. Sentimos que tenemos que llevar el borde del palo vertical y bajo la pelota. Pero el gran error en estos golpes es usar ese borde en exceso, enterrándolo y cortando el golpe… Entonces, concentrémonos en la parte posterior del palo, no en la parte frontal. Hagamos algunos swings de práctica en los que sintamos cómo el borde posterior de la base del palo se desliza a través del golpe. Para promover este movimiento, abramos la cara del palo en el address y tomémoslo un poco más abajo. Al tocar el borde posterior primero, mejoraremos nuestras posibilidades de que la cara pase por debajo de la bola.

También tenemos que pensar en mantener todo unido durante el movimiento. Algunos jugadores tienden a dejar que sus manos lleven el control del golpe, pero para hacer un buen contacto tenemos que girar el cuerpo a través de la pelota, asegurándonos de terminar con el palo frente al pecho. Si es así, sabremos que todo ha funcionado unido en el golpe.

Todo se basa en hacer que la cabeza del palo se deslice con su borde posterior, también llamado bounce. Pensemos en barrer el suelo durante el impacto, no en cavar o en hacer un divot. Es más bien un movimiento de barrido, situando la pelota ligeramente hacia adelante en el stance y con las manos justo por delante de ella. Luego, concentrémonos en hacer el back swing y en mantener el loft que teníamos en el address.

Una manera divertida de practicar este golpe es poner un tee en el suelo y tratar de hacer el swing para sacar el tee del suelo. Si golpeamos hacia abajo, clavaremos aún más el tee en el suelo. Mientras que si usamos el bounce, deslizaremos el palo debajo de él y lo sacaremos… Si conseguimos hacer este ejercicio bien, mejoraremos nuestros golpes de pitch.

En el bunker…

Para hacer un buen golpe de bunker, lo principal es conseguir que el swing se acelere en el momento correcto. Los amateurs tienden a hacer el swing hacia atrás muy rápido y luego desaceleran cuando bajan y el palo entra en la arena… Intentemos hacer un swing más amplio y lento que consiga velocidad a través de la arena.

Pensemos, por ejemplo, en el golpe de bunker de Fred Couples. Su swing no es muy rápido hacia atrás pero lo es más, y mucho, bajo la pelota.

La otra cosa que necesitamos es que el loft de la cara del palo empuje la pelota hacia arriba y hacia afuera. Abramos la cara en el address y pongamos la pelota en nuestro pie más cercano al objetivo. Desde aquí, hagamos un swing largo y relajado que acelere en la parte baja.

Otra de las claves está en la mano más baja –la derecha para los diestros– “tirando” del palo hacia la arena detrás de la bola. Ese movimiento de “tirar” aumenta el loft y expone el bounce del palo para una acción de deslizamiento por la arena y bajo la pelota.

Para practicar, demos algunos golpes en la arena sólo con la mano derecha. Sintamos como descargará el palo con esa mano de manera que la vara se incline, alejándose del objetivo en el impacto. Dejemos que el brazo se enderece y que la muñeca se desdoble. Después de un tiempo, añadamos al movimiento la mano izquierda pero manteniendo el movimiento que hemos entrenado de la mano derecha.

El putter…

Llegamos al green y debemos jugar el putter… Muchos se toman demasiado tempo una vez sobre la pelota. Demoran el golpe, ven una y otra vez el hoyo y, por lo general, el resultado no es bueno. Una vez que estamos decididos, vimos la línea, la caída y tenemos clara la velocidad, una rutina más rápida nos ayudará en los putts bajo presión… Más tiempo sólo significa pensar más y desconcentrarse.

En los greens debemos tener confianza, debemos estar convencidos de que vamos a embocar. Entre ser optimista y pesimista, siempre es mejor lo primero. Pensamientos simples y positivos nos animarán a conseguir nuestro objetivo, así como quitarle importancia al momento de patear… Que no sea un golpe de vida o muerte, y concentrarnos en el simple hecho de que la pelota empiece a rodar por la línea correcta… Menos es más en los putts bajo presión.

¿Qué es lo que no debemos dejar de hacer al momento de jugar el putter?… Leer la línea por detrás de la pelota; mover los ojos por la línea cuando hacemos swings de práctica; y jugar seguros y firme, confiados en el golpe que vamos a dar… No olvidemos que más pensamientos traen dudas y las dudas estrés,… estrés que aparece sobre todo en las manos. Así que comprobemos la presión del grip antes de jugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s